Cadena Perpetua


José López, un pandillero dominicano de 18 años de edad, fue sentenciado a dos cadenas perpetuas en la Corte Superior de Providence por el asesinato de un rival la Nochebuena del 2013.


El pandillero, miembro de una de las gangas más temibles en el Sur de Providence (Rhode Island), fue condenado por el juez Robert Krause, quien dijo que el asesinato de Ryan Almeida, fue el resultado de una venganza brutal y sin sentido.


López, fue declarado culpable de perseguir a Almeida para cobrarse la muerte de José Sánchez, otro pandillero dominicano y miembro de su ganga.


Los fiscales dijeron que López, estaba acompañado por sus compañeros de pandilla Jason (Heavy) González y Daquian Watts de 21, quienes fueron supuestos cómplices en la ejecución de Almeida.


Los investigadores detallaron que Sánchez había sido baleado en las viviendas “Chad Brown” en enero del 2014, un mes después del asesinato de Almeida.


Nelson Sánchez, otro pandillero dominicano fue asesinado en el sector de Olneyville. Por esos asesinatos nadie ha sido arrestado todavía.


González, se declaró culpable en octubre del 2014 por posesión ilegal de un arma y Watts, quien estaba con López en el momento matar a Almeida, se declaró culpable de asesinato y uso de un arma de fuego para cometer un delito violento, conspiración para asesinar y porte ilegal de una pistola cargada.


Ambos están a la espera de sus sentencias.


Además de las dos cadenas perpetuas consecutiva, el magistrado Krause, ordenó a López cumplir otros 10 años adicionales por conspiración.José López, un pandillero dominicano de 18 años de edad, fue sentenciado a dos cadenas perpetuas en la Corte Superior de Providence por el asesinato de un rival la Nochebuena del 2013.


El pandillero, miembro de una de las gangas más temibles en el Sur de Providence (Rhode Island), fue condenado por el juez Robert Krause, quien dijo que el asesinato de Ryan Almeida, fue el resultado de una venganza brutal y sin sentido.


López, fue declarado culpable de perseguir a Almeida para cobrarse la muerte de José Sánchez, otro pandillero dominicano y miembro de su ganga.


Los fiscales dijeron que López, estaba acompañado por sus compañeros de pandilla Jason (Heavy) González y Daquian Watts de 21, quienes fueron supuestos cómplices en la ejecución de Almeida.


Los investigadores detallaron que Sánchez había sido baleado en las viviendas “Chad Brown” en enero del 2014, un mes después del asesinato de Almeida.


Nelson Sánchez, otro pandillero dominicano fue asesinado en el sector de Olneyville. Por esos asesinatos nadie ha sido arrestado todavía.


González, se declaró culpable en octubre del 2014 por posesión ilegal de un arma y Watts, quien estaba con López en el momento matar a Almeida, se declaró culpable de asesinato y uso de un arma de fuego para cometer un delito violento, conspiración para asesinar y porte ilegal de una pistola cargada.


Ambos están a la espera de sus sentencias. Además de las dos cadenas perpetuas consecutiva, el magistrado Krause, ordenó a López cumplir otros 10 años adicionales por conspiración.