2015-04-07_1049 Un senador francés que debía comparecer ante la justicia por complicidad de toma ilegal de intereses y malversación de fondos públicos se suicidó este martes, antes de la primera audiencia del juicio, y dejó una carta en la que denuncia la “caza sistemática de políticos”.


Jean Germain, de 67 años de edad, senador y exalcalde de Tours (centro), debía comparecer en la causa relativa a las llamadas “bodas chinas”. “Sé el dolor que voy a causar, la pena que aportaré a los que me quieren, pero no se puede dejar la caza sistemática de políticos desarrollarse normalmente, diariamente”, escribió Germain en la carta encontrada en su automóvil.


Jean Germain estaba acusado de haber favorecido malversaciones en el marco de la organización entre 2007 y 2011 de ceremonias destinadas a parejas chinas que querían dar un toque exótico a su unión matrimonial. Su alcaldía contrató en 2008 a la organizadora de esas visitas, Lise Han, de origen taiwanés, contratada después por una empresa de turismo que tenía subvenciones públicas.


“Hay seres, yo entre ellos, para los cuales la injusticia y el deshonor son insoportables. Estén seguros de que yo no he malversado ni un céntimo, que no me he enriquecido”, agregó el senador en la carta. Fuentes policiales indicaron que, según los primeros elementos de la investigación, se trata de un suicidio.


“Estaba muy mal esta mañana”, “es un mártir”, “en este asunto, fue echado a los perros”, declaró su abogado, Dominique Tricaud, tras encontrarse el cuerpo en el domicilio del senador. No bien se anunció la muerte de Jean Germain, el presidente francés François Hollande estimó que es “un drama terrible que un hombre se suprima porque no quiere que su honor sea manchado”. “Un gran edil ha desaparecido en circunstancias particularmente crueles”, agregó.


El primer ministro Manuel Valls se declaró “conmocionado”. “Pierdo un amigo” que fue un “edil extraordinario”, dijo. Jean Germain perdió las elecciones municipales de marzo de 2014 a las que se presentaba para un cuarto mandato de alcalde de Tours, ciudad que dirigió de 1995 a 2014. Era senador desde 2011.


En el caso de las “bodas chinas”, él afirmaba que ignoraba las “mentiras y manipulaciones de Lise Han” en los viajes de las parejas chinas a la región, célebre por los numerosos castillos y palacios construidos a orillas del Loira. Luciendo la banda tricolor de alcalde, Germain posaba para los fotógrafos rodeado de las novias vestidas de blanco. Según la justicia francesa, Lise Han era de hecho la gerente de la empresa organizadora de las “bodas”. Está inculpada de estafa y malversación de fondos públicos.


Fuente: El Nacional