CompetenciasLa Autopista 6 de Noviembre se ha convertido en un centro de carrera y de muerte, que deja una estela de dolor entre familiares y amigos de quienes pierden la vida en las competencias de motos.


El “espectáculo” se inicia desde tempranas horas de la tarde de cada domingo y continúa hasta bien entrada la noche, atrayendo a grupos de jóvenes y adultos que disfrutan del “show”.


El pasado domingo, dos jóvenes perdieron la vida, cuando al rebasarle uno a otro, perdieron el control y se chocaron mutuamente, muriendo instantáneamente. Se trata de Miguel Antonio Muñoz y Gustavo Alberto Ozuna, ambos residían en el sector Herrera, fueron velados allí y sepultados ayer.


Este accidente ocurrió próximo a la estación de peaje de la referida vía, y al parecer y, según el reporte de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), dice que la carrera se hizo en dirección Santo Domingo-San Cristóbal.


Los reportes indican que hay antecedentes de estos casos y se registran que a final del año pasado, también murieron haciendo apuestas de velocidad, en la 6 de Noviembre, Pablo Rosario, un joven de 18 años y José Alfonso, de 23. El primero falleció en octubre y el segundo en diciembre.


Ayer en Herrera, donde residían Muñoz y Ozuna, todo era dolor y algunos culpaban a las autoridades, porque no toman las medidas pertinentes para evitar este tipo, que algunos llamaron “entretenimiento”.


“No es justo que jóvenes en su plena vida, mueran en estos casos, creo que las autoridades deben frenar esto”, dijo Alfonsina González en el velatorio de uno de los hoy occisos.


Precisamente ayer, el vocero de la AMET, teniente coronel Diego Pesqueira, dijo que ya suman 25 las estructuras desmanteladas por esa entidad que se dedicaban a realizar carreras y sus motores retenidos. Sin embargo, Pesqueira explicó la AMET se mantendrá “vigilante”, para evitar que estos jóvenes, “a los que les sube la adrenalina, vuelvan a echar carreras exponiendo sus vidas”.


En el pasado, la Policía Nacional desmanteló una poderosa estructura, bien organizada, que usaba la autopista Duarte, en el tramo del kilómetro 15, como pista de carreras, y donde los jueves en la noche se apostaban altas sumas de dinero.


En el 2012 murieron tres personas que se dedicaban a correr en motores apostando dinero, como si se tratara de un gran campeonato de motociclismo internacional. Fausto Gil, Mariano Gómez y Antonio Graciano Soriano, de 19, 21 y 22 años perdieron sus vidas con tan sólo tres y cuatro meses de diferencia. fuente: diariolibre