Paul


Muchos de los presentes no pudieron contener la emoción hace unos días en el estreno mundial de “Furious 7″, la última entrega de la saga de películas de “Rápido y furioso”, que tuvo lugar por sorpresa en Austin, Texas, en el marco del festival South by Southwest.


Ocurrió cuando apareció en pantalla, por última vez, el fallecido actor Paul Walker interpretando el papel del agente encubierto Brian O’Conner.


Walker murió el 30 de noviembre de 2013 en un accidente automovilístico en California cuando se encontraba en medio del rodaje del que se convertiría en su filme póstumo.


Tras la desaparición del actor de 40 años, el estudio Universal se encontró ante una disyuntiva: dejar la película inacabada o tratar de terminarla utilizando la tecnología disponible.


Finalmente -tras varios meses de interrupción, que sirvieron para que los otros protagonistas de la saga se rehicieran del duro golpe que supuso la muerte de su compañero y para rescribir el guión de la cinta- el rodaje se reanudó y la cinta llega a los cines estadounidenses el primer viernes de abril.