Segura


El aspirante presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Radhamés Segura llamó a la dirigencia y militancia de esa organización a asumir con respeto y humildad los cambios que se han experimentado en la misma, “porque en el PLD nada es igual”.


Expresó que hay que estar consciente de que las cosas han cambiado, pues ya el PLD ha pasado de un liderazgo hegemónico a una lucha de intereses que obliga a convivir con una dirección compartida.


Dijo que ante esta realidad se impone la sensatez y la prudencia con la finalidad de que el partido fundado por el profesor Juan Bosch salga airoso del proceso en que vive de cara a las elecciones del año 2016.


Indicó que lo más importante es garantizar la unidad de toda la familia peledeísta, no importa el candidato que sea, porque si se produce una división, el pueblo y la base del PLD perderán la confianza en la actual dirección peledeísta.


Dijo que es una obligación conducir la nave del PLD a puerto seguro y que esto debe logarse aunque los grupos enfrentados por el poder tengan que deponer actitudes en favor de la unidad partidaria.


Sostuvo que se deben dejar de lado los planteamientos radicales ya que todos los peledeístas saben que al final todos deben transitar un mismo camino que lo conduzca a la permanencia en poder más allá de las próximas elecciones.


Reiteró que el PLD está por encima de cualquiera de sus dirigentes ya que esa organización no es der nadie, sino un legado dejado por el profesor Juan Bosch al pueblo dominicano.