Amet


Cuarenta y un menores, entre dominicanos y haitianos, que eran utilizados como pedigüeños y en otras actividades, fueron rescatados en las principales intersecciones de calles y avenidas del Distrito Nacional.


Los menores son 40 varones, de entre 9 y 16 años. De ellos, 13 son haitianos y también hay una niña de esa misma nacionalidad.


Los niños, además de dedicarse a pedir en la vía pública, al momento de ser rescatados, se encontraban realizando diversos oficios, como limpiavidrios y limpiabotas, o vendiendo mercancías y productos comestibles como maní, cajuíl, piñas o galletas.


Marisol Tobal, segunda sustituta del Procurador General de la República y titular de la Coordinación Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), quien encabezó el operativo, dijo que éstos se están realizando con la finalidad de recoger de calles y avenidas a los niños, niñas y adolescentes víctimas de la trata de personas, y someter a los que incurren en esa práctica.


Expuso que el Ministerio Público está realizando los operativos junto con la Policía Judicial Especializada de NNA, la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) y el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI).


Planteó que el objetivo es rescatar a los menores que se realizan algún trabajo u oficio en las calles, para llevarlos a sus hogares, y someter a la justicia a los padres o tutores que los llevan a esos lugares, en violación al Código del Menor.


Los niños y adolescentes fueron retirados de las avenidas Máximo Gómez, Núñez de Cáceres con 27 de Febrero, Rómulo Betancourt, Winston Churchill e Independencia.


Tobal dijo que algunas de las víctimas admitieron que fueron puestos a realizar esos trabajos por sus padres o tutores, y otros por personas conocidas, las cuales serán sometidas a la justicia.


Además, en el operativo participaron los fiscales de Niños, Niñas y Adolescentes, Marilyn Castillo, Francisco Contreras Núñez y Ana Lalane, y en representación de la Policía Especializada, los coroneles Félix, Escolástico y Fabián.