Policia


La Policía de Baltimore (EEUU) admitió este viernes que se cometieron por lo menos dos errores de procedimiento en la detención de un afroamericano, el pasado 12 de abril, en la que éste sufrió una herida en la columna que le causó la muerte.


Por un lado, el jefe de Policía de la ciudad, Anthony W. Batts, indicó que el fallecido, Freddie Gray, no tenía el cinturón de seguridad abrochado en la furgoneta policial en la que fue transportado tras su detención y en la que habría sufrido la herida que le causó la muerte.


Que el detenido no llevase el cinturón abrochado durante su traslado a las dependencias policiales constituye una violación del código interno del departamento de Policía de Baltimore.


Por otro lado, el ayudante del jefe de Policía, Kevin Davis, reveló que a Gray no le fue ofrecida asistencia médica pese a que él así lo solicitó, y aseguró que los agentes deberían haber llamado a una ambulancia.


Freddie Gray, un hombre negro de 25 años que fue arrestado el 12 de abril sufrió una herida grave en la columna mientras se encontraba bajo custodia policial que obligó a hospitalizarlo y lo dejó en estado de coma hasta su fallecimiento el pasado domingo.


La investigación abierta por las autoridades de Baltimore pretende establecer cómo sufrió las heridas Gray y si los agentes tuvieron o no alguna responsabilidad.


La muerte de Gray se produce en un momento de gran tensión en EEUU entre los distintos cuerpos de Policía local y los miembros de la comunidad afroamericana, después de que durante los últimos meses hayan tenido lugar varios casos de abuso policial con resultados mortales, y Baltimore se ha convertido en el último escenario de manifestaciones por esta cuestión.