Papa


El papa Francisco pidió el lunes a la comunidad internacional que responda a las matanzas de cristianos en diversas partes del mundo, y dijo, “no vuelvan la cara”.


El pontífice ha denunciado reiteradamente lo que llama el “silencio cómplice” ante el martirio de cristianos. En un mensaje a peregrinos y turistas en la Plaza de San Pedro, dijo que “nuestros hermanos y hermanas perseguidos” fueron “asesinados, decapitados solamente por ser cristianos”.


Extremistas islámicos han atacado a los cristianos en partes de Asia, Medio Oriente y Africa.


Francisco expresó la esperanza de que la comunidad internacional “no permanecerá inerte ante semejantes crímenes inaceptables, que constituyen una erosión preocupante de los derechos humanos más elementales”.