Obama


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, telefoneó hoy al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para explicarle el acuerdo preliminar alcanzado entre las potencias del G5+1 e Irán sobre el programa nuclear de Teherán.


“El presidente enfatizó que, aunque nada está acordado hasta que todo está acordado, el acuerdo preliminar con Irán supone un progreso significativo hacia una solución duradera que evite que Irán desarrolle la bomba atómica y garantice la naturaleza pacífica de su programa nuclear”, informó la Casa Blanca en una nota.


“El presidente subrayó asimismo que el progreso en las negociaciones nucleares con Irán no reduce de ninguna manera las preocupaciones de Estados Unidos respecto al patrocinio del terrorismo por parte de Irán y las amenazas hacia Israel”, añade la nota.


Obama aprovechó su conversación con Netanyahu para reafirmar el compromiso de su país con la seguridad de Israel, en un contexto de tensiones entre los dos países a cuenta de las negociaciones con Irán.


“El presidente dijo a Netanyahu que ha ordenado a su equipo de seguridad nacional que incremente sus consultas con el nuevo Gobierno israelí sobre cómo fortalecer la cooperación en seguridad con Israel y permanecer vigilantes para frenar las amenazas de Irán”, explicó la Casa Blanca.


Obama anunció hoy que telefonearía a Netanyahu en la declaración que hizo desde la Casa Blanca tras conocerse el acuerdo preliminar con Irán.


“No es ningún secreto que el primer ministro israelí y yo no estamos de acuerdo en si Estados Unidos debería seguir adelante con una solución pacífica a la cuestión iraní. Si, de hecho, el primer ministro Netanyahu está buscando la manera más eficaz de garantizar que Irán no consiga un arma nuclear, esta es la mejor opción”, comentó el mandatario desde la Casa Blanca.


Obama se dirigió a los medios apenas unos minutos después de que las seis potencias negociadoras (EEUU, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania) e Irán limaran sus diferencias para lograr un acuerdo preliminar sobre el desarrollo de su programa nuclear y anunció que llamaría a lo largo del día de hoy al propio Netanyahu para dialogar sobre el asunto.


“Voy a hablar con el primer ministro (israelí) hoy para dejar claro que no debe haber ninguna duda cuando se trata de nuestro apoyo a la seguridad de Israel y nuestras preocupaciones sobre las políticas desestabilizadoras de Irán y las amenazas hacia Israel”, dijo Obama.