Los niños hispanos en la ciudad de Nueva York viven más en la pobreza que los niños blancos, negros o asiáticos y casi la mitad del total de los menores que reciben ayuda de los servicios de salud mental públicos son hispanos, concluyó un estudio difundido el jueves.


El informe, de la organización sin ánimo de lucro Citizen’s Committee for Children, pintó un duro escenario para las familias hispanas de Nueva York, que registran los ingresos medios anuales por hogar más bajos que cualquier otro grupo, con 36.196 dólares al año.


De los casi 1,8 millón de niños en la ciudad, un 35,5% son hispanos, indicó el reporte basado en datos del censo de 2013 y que se refiere a menores de hasta 17 años de edad.