Un niño de ocho años murió electrocutado el mediodía de ayer al hacer con una hoja de zinc electrificada y una niña haitiana de cuatro perdió la vida anoche a causa de quemaduras que sufrió al incendiarse la casa en que residía junto a sus familiares, en hechos ocurridos en los sectores Gualey y Los Guandules, de esta capital.


La Policía informó que los menores Roelin Durán Coco y Crismeli Burre murieron a consecuencia de electrocución y calcinación por quemaduras, respectivamente.


La Policía precisó que el menor Durán Coco falleció al hacer contacto con una hoja de zinc que se encontraba en el patio de la vivienda ubicada en la calle San Cristóbal, número 6, del sector Gualey. El reporte preliminar indica que dicha hoja de zinc hacía contacto con un cable del tendido eléctrico.


Mientras que la niña Crismeli murió calcinada al quedar atrapada dentro de la vivienda ubicada en el Callejón La Altagracia, del sector Los Guandules, la cual quedó reducida a cenizas producto de un incendio.


La Policía informó además que este caso se encuentra bajo investigación para establecer las causas del incendio y las razones por las cuales la infante se encontraba sola en esa casa.