nasaNo son fuegos artificiales, es un hermoso tapiz de estrellas en la constelación Carina, localizada a 20.000 años luz de nuestro planeta.


Este retrato del universo e innumerables más, han sido capturados gracias al telescopio espacial Hubble, que el 24 de abril de 2015 cumple 25 años mostrándonos lo que nunca antes imaginamos ver.


Esta es la imagen oficial del 25 aniversario del telescopio espacial Hubble, revelada hoy en una fiesta conmemorativa que empezó el 20 de abril.


Las pantallas del Times Square muestran imágenes capturadas por el Hubble cada hora, la NASA ya publicó modelos conmemorativos del Hubble que se pueden descargar e imprimir con una impresora 3D, habrá diversos actos y conferencias. La celebración termina el 26 de abril.


Estamos ante nuestro futuro más brillante, lleno de conocimiento sobre el universo que nos rodea, precisamente gracias al mencionado telescopio.


Los astrónomos celebran esta ocasión de forma emotiva, pues la historia del Hubble no fue perfecta, estuvo llena de altibajos; y ni si quiera los más optimistas pensaron que el telescopio permanecería hoy allí funcionando a la perfección.


Se recorrió un largo camino lleno de trabajo arduo para que el telescopio espacial Hubble orbitara en la atmósfera de la tierra. Hubo problemas financieros, años de espera para que comenzara el minucioso proceso de construcción y ensamblaje, tan delicado que retrasó el lanzamiento unos años más.


Cuando finalmente iba a suceder ocurrió una tragedia. El transbordador espacial Challenger se desintegró a un minuto de su lanzamiento, el 28 de enero de 1986, donde murieron sus siete tripulantes. Todas las misiones al espacio fueron suspendidas por 3 años.


Entonces se eligió el 24 de abril de 1990 para que el mundo pusiera toda su atención en el transbordador Discovery, que puso al Hubble con éxito a unos 600 kilómetros sobre el nivel del mar.


Lo bautizaron así en honor a Edwin Hubble, padre de la cosmología observacional. Pero el 25 de abril de 1990, al día siguiente de su lanzamiento, se descubrió un desperfecto que restaba mucha calidad a las imágenes. Pero los científicos nunca desistieron, allí empezó la travesía que nos trae hasta hoy.