Inmigracion


Aunque advirtió que la Dirección General de Migración está preparada, el director de la institución, José Ricardo Taveras, aseguró que no habrá una “cacería” contra los indocumentados, una vez concluya el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.


El funcionario dio garantías de que se actuará conforme a la ley, respetando los derechos, la dignidad humana, y sin maltratar a nadie.


“Lo importante es que estamos preparados, nuestro personal se ha ido capacitando, tenemos la experticia para trabajar el tema. Es bueno que se sepa que las leyes no contemplan cacería”, aseveró.


Dijo esperar que los indocumentados que no regularicen su estatus migratorio abandonen el país de manera voluntaria sin tener que proceder en su contra. El Plan de Regularización culmina el 15 de junio próximo.


Taveras precisó que habrá inspecciones en construcciones y otros lugares de trabajo; y que “se harán las intervenciones migratorias que deban hacerse”.


Recordó que hubo una suspensión de las operaciones migratorias, pero que ello no significa su cancelación. Afirmó que las capacidades operativas que dado el momento no estén listas, lo estarán.


“La población debe comprender que en 24 horas no se va hacer un proceso, se van iniciar los procesos que deben ir dirigidos todos a cumplir con las leyes”, manifestó al ser entrevistado, tras participar junto a su personal en una misa por el 76 aniversario de fundación de la Dirección General de Migración (DGM) celebrada en la sede de la institución.