Actitud


El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y del Consejo del Poder Judicial (CPJ), Mariano Germán Mejía, acusó al Procurador General de la República de adoptar una postura “inmadura, irreflexiva, irrespetuosa y propia del populismo judicial que lo caracteriza” frente a ese poder del Estado.


En rueda de prensa, consideró que Francisco Domínguez Brito ha evidenciado con sus actitudes y sus declaraciones no tener fe en la justicia dominicana.


“Sólo quien no tiene fe en ella es capaz de ocasionarle daños, como lo ha hecho el Procurador General de la República”.


El magistrado consideró que el Procurador ha llevado los procesos que han motivado sus declaraciones, primero, a los medios de comunicación y después a la jurisdicción.


“El máximo representante del Ministerio Público ha desconocido que él participó como parte en los procesos que le han servido de causa para provocar sus irreflexiones públicas. Ha desconocido que en un proceso quien pierde en una instancia sólo le está permitido impugnar la decisión adoptada, mediante el recurso correspondiente”.


Germán Mejía afirmó que los recursos en contra de las decisiones, los ventiló en la opinión pública, antes de presentarlos a la segunda instancia. Califica esa actitud totalmente inapropiada a la naturaleza de la función que desempeña por mandato de la Constitución y las leyes.


“Dicho funcionario ha llegado al extremo de llamar a una desobediencia civil contra el Poder Judicial. Actitud con la cual niega la esencialidad de su función y desconoce que forma parte de la institucionalidad judicial y de uno de los Poderes del Estado”.


A juicio del jefe del Poder Judicial, esas actitudes y sus declaraciones han promovido el exacerbamiento social, porque si el jefe del Ministerio Público llama a la desobediencia, no puede esperarse conductas diferentes de parte de sectores propensos al desconocimiento del orden establecido y hasta de sectores tradicionalmente sensatos. Germán Mejía dijo que él ha sido incapaz de pedir la renuncia del Procurador.