Leonel


El ex presidente Leonel Fernández encabezó ayer una asamblea nacional en que mostró la fuerza con la que cuenta dentro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para vencer a sus adversarios internos, pero, aclaró, esa fuerza no es para crear tendencia ni corrientes, ni tampoco para excluir, sino para garantizar la unidad de esa organización.


En su discurso frente a los miles de simpatizantes que ayer abarrotaron el Palacio de los Deportes (haciendo casi imposible el acceso a a la prensa, y sobrepasando la capacidad de organización del equipo de protocolo), el ex mandatario insistió varias veces en garantizar la unidad dentro del PLD que, aunque no hizo menciones específicas, se ve amenazada por los aprestos reeleccionistas de los seguidores del presidente de la República, Danilo Medina.


“A los adversarios que no se froten las manos, que el próximo 19 de abril saldrá la hermandad y la unidad del Partido de la Liberación Dominicana”, proclamó Fernández, haciendo referencia a la reunión que el próximo domingo tendrá el Comité Político del PLD, donde deberán tratar el tema de la reelección, según han anunciado algunos de sus miembros.


La estructura de campaña que sus seguidores le presentaron ayer, está compuesta por 17 senadores, 61 diputados, 50 alcaldes, y más de 71,838 coordinadores, conforme los datos que ofreció el diputado Rubén Maldonado. Según el legislador, en los 2,444 comités intermedio que tiene el PLD dentro y fuera del país, existen 2,462 equipos de trabajo en favor del Fernández.


Esa fuerza llevó al mandatario a afirmar que en el acto de ayer estaba la mayoría de la representación congresual (necesaria para decidir una posible reforma a la Constitución que permita la reelección de Medina), y sus vientos le llevaron un olor a triunfo.


“Por la experiencia acumulada a través de los años se desarrolla un sentido de reflejo, una intuición y un olfato, y yo hoy, aquí huelo el próximo triunfo electoral del 2016”. “Y no es para menos”, dijo Fernández, que recordó a los presentes el nivel de aceptación de un 74% que le daban las encuestas a su salida de la presidencia en el 2012, pero no mencionó las encuestas publicadas este año que, en su mayoría, le dan una tasa de rechazo superior al 60%.


“Es una fuerza importante, significativa e influyente pero estaba dispersa, porque yo he sido fiel siempre al criterio del maestro Juan Bosch de que no debe haber grupos en el PLD.


Al igual que él considero que los grupos son nefastos, dañinos y ejercen función perturbadora… por tanto, esta fuerza que se ha organizado hoy (ayer) y que seguirá ampliándose, que seguirá creciendo y que se convertirá en una fuerza determinante en la vida de la República Dominicana, no es para constituir un grupo, no es para constituir una tendencia, no es para crear una corriente, es para garantizar la unidad del PLD”, manifestó.


También externó su criterio de que una organización no puede sostenerse sobre la base de la exclusión, la marginalidad, la imposición y construcción de una hegemonía, sino sobre la base del equilibrio, la inclusión y el balance.