Ataque


Las personas de baja estatura corren más riesgos de enfermedades cardíacas y los investigadores podrían saber por qué: Los genes que gobiernan la estatura aparentemente también afectan el colesterol, especialmente en los hombres.


El estudio, publicado ayer en la versión web del New England Journal of Medicine, señaló que los doctores sospechaban desde hace tiempo que existe una relación entre la estatura y los males cardiacos.


En efecto, las personas de menor estatura son más propensas a ataques cardiacos, presión alta y diabetes con respecto a las personas más altas, pero no ha quedado claro el motivo.


Los primeros análisis en vincular las dos condiciones, lo hicieron al comparar los riesgos cardiacos en grupos de acuerdo a su estatura. Pero ese método dificulta descartar la influencia del tabaquismo, peso, nutrición y otros factores.


Sin embargo, un nuevo estudio observó los genes, un factor presente desde el nacimiento: se sabe que unas 180 variaciones genéticas afectan la estatura.


El mensaje, de acuerdo al doctor James Stein, cardiólogo preventivo en la Universidad de Wisconsin en Madison, es que “las personas de muy baja estatura deberían ser más cuidadosas con su estilo de vida y controlar sus factores de riesgo”.


Una teoría que podría explicar la desventaja de las personas de baja estatura es que éstas tienen arterias más pequeñas, así que se necesita menos grasa para congestionarlas.