menendez El senador Robert Menéndez se declaró no culpable el jueves de 14 de abril de cargos penales en su contra, entre ellos, ocho cargos de soborno en sus tratos con Salomón Melgen, un oftalmólogo de Florida.


Durante una breve conferencia de prensa ese miércoles, el senador afirmó vehementemente su inocencia y denunció que los fiscales eran los que andaban mal.


Ellos “no conocen la diferencia entre la amistad y la corrupción y han optado por distorsionar mis funciones como senador y mi amistad en algo inapropiado”, dijo.


La acusación de 68 páginas describe en colores vivos esos deberes como senador ‒que incluyen supuestamente intervenir en nombre de Melgen en tres solicitudes de visado para novias del médico, entre otras cosas‒ y su amistad, que incluye cerca de US$1 millón en viajes, contribuciones políticas y otros beneficios .


A pesar de la apariencia de pago por los servicios que alega el Departamento de Justicia (DJ), los dos hombres han sido amigos durante décadas, lo cual según dicen aliados de Menéndez, dificultará procesar con éxito a ambos. Como dijo el abogado David Menéndez Abbe Lowell durante la conferencia de prensa del jueves, los fiscales “tienen que demostrar más allá de toda duda razonable que una relación de 20 años entre el doctor Melgen y el senador Menéndez era otra cosa”.


Hemos resumido los puntos principales de la acusación del Departamento de Justicia para que usted pueda decidir por sí mismo. Una cosa, por lo menos, parece estar clara: Todos deberíamos tener la suerte de contar con un amigo como Salomón Melgen.


LAS NOVIAS


Novia n.1: Una ciudadana brasileña que trabajó como actriz, modelo y abogada


Melgen se ofreció a ayudar a financiar un curso de posgrado a la Novia n.1 en la Universidad de Miami, y supuestamente le pidió a Menéndez, quien estaba divorciado desde 2005, que lo ayudara a conseguirlo.


Según la acusación del DJ, la oficina de Menéndez intervino en su nombre para ayudar a mover su solicitud de visado de estudiante a lo largo de julio de 2008, pero él ya se había encontrado con ella antes de su entrevista de visado y la conocía como la novia de Melgen.


Un importante asesor de Menéndez envió un correo electrónico al Secretario Adjunto de Servicios de Visado para que apoyara la solicitud de la joven, el día antes de su entrevista: “El senador Menéndez quisiera intervenir incondicionalmente por el Dr. Melgen y respalda una cuidadosa consideración de la solicitud de visado [de la Novia n.1]”.


La solicitud fue aprobada ese día, y Melgen apoyó parcialmente sus estudios mediante de una organización no lucrativa que creó, llamada Fundación Sal Melgen, con el propósito, según dice la organización, de “ayudar con las necesidades educativas de personas desfavorecidas” y “socorrer con las necesidades educativas económicas de los niños en los países en desarrollo [sic] y Estados Unidos [sic]”.”


Novian n.2: Una ciudadana dominicana que trabajó como modelo


La Novia n.2 quería visitar a Melgen con su hermana en 2008, cuando ella tenía 22 años de edad y su hermana tenía 18.


Inicialmente, Melgen escribió a la embajada de Estados Unidos en República Dominicana solicitando que sus visados fueran aprobados, y se puso en contacto con Menéndez para ayudar a “mover la carta”, según un correo electrónico entre dos empleados de Menéndez incluidos en la acusación.


Un ayudante de Melgen le dijo a un miembro del personal de Menéndez, en el intercambio de correo electrónico, que las mujeres querían hacer la visita alrededor de Navidad, para hacer turismo y recorrer Palm Beach, y dijeron que eran “muy buenas amigas de Melgen”. El miembro del personal del Senado dijo que “presionaron para obtener más información, pero que [el ayudante de Melgen] no iría más lejos” en sus comentarios sobre sus relaciones.


La acusación alega que Menéndez ya había conocido a la mujer en cuestión, en 2008, y la conocía como la novia de Melgen.


Los empleados redactaron una carta de Menéndez a la Embajada en la que pedía la aprobación de sus solicitudes: “Ellas planean visitar a alguien que conozco bien, el Dr. Salomón Melgen, quien es un médico de la vista en la Florida”.


Y la novia pidió una copia de la carta de Melgen en una breve carta de amor:


“Escribo para recordarte que debes enviarme una copia de lo que la oficina del senador Bob Menéndez te envió, que necesito para la embajada”, escribió. “Y también recuerda el asunto con el banco, por favor. Gracias. Un beso”.


Las solicitudes de visados de turista fueron denegadas, porque como el empleado de la embajada explicó en una nota, “nada está funcionando. No tienen solvencia propia. Ni están plenamente convencidas de los motivos para el viaje”. Después de reiteradas indagaciones por parte del personal de Menéndez, sus solicitudes fueron aprobadas tras una segunda entrevista.


Pero al menos un miembro del personal de Menéndez levantó una bandera en el proceso. Ese miembro del personal envió por correo electrónico otro sobre sus cuentas personales que hacen referencia a dos personas de la República Dominicana que recibieron visados.


“En mi opinión, esto SE DEBE ÚNICAMENTE al hecho de que RM INTERVINO. Se lo he dicho a RM”, escribió el empleado. (Destacado en el original).


Novia n.3: Una ciudadana ucraniana que trabajaba como modelo y actriz


A la Novia n. 3 se le concedió un visado para viajar de España a Miami, Florida, para ver a Melgen después que la oficina de Menéndez emitió una carta, firmada con el nombre del senador y abogando en su nombre a los funcionarios de visados.


La carta dice que Melgen “ha extendido una invitación a su buena amiga [Novia n.3] para someterse a una evaluación médica para una cirugía plástica, así como para visitarlo en los EE.UU”.


También señala que la novia era “la imagen del canal Tele 5 Spana (sic.), y por eso una persona famosa en España”, y lo tanto tiene amplios vínculos con España por lo cual los funcionarios no deben estar preocupados de que ella no vaya a regresar a casa.


Durante su visita, Menéndez se reunió con la novia durante la cena con Melgen en Azul, un restaurante en el Hotel Mandarín. El senador fue presentado a la novia, según la acusación, como el hombre que la ayudó con su visado.


EL VIAJE


De Punta Cana a París


La acusación describe siete viajes que Menéndez hizo y que Melgen pagó, por lo general en el avión privado de Melgen, pero en un ocasión, en un avión privado fletado en el cual Menéndez era el único pasajero. Los vuelos llevaron a Menéndez desde Nueva Jersey y Washington hasta República Dominicana, donde Melgen era propietario de una Villa Caribe (como esta descrito en la acusación).


Una vez, Melgen pagó un vuelo a Punta Cana para una boda, donde también instaló a Menéndez y a un invitado en una suite de dos dormitorios compartidos con Melgen y su esposa, de forma gratuita.


En otra ocasión, Melgen pagó cerca de US$875 a una empresa privada de alquiler de autos para desplazar al senador desde Hoboken, Nueva Jersey hasta y por la ciudad de Nueva York.


Melgen una vez utilizó casi US$650,000 puntos de recompensa de American Express para pagar por una estancia de tres noches en un hotel de lujo en París para que Menéndez se reuniera con su novia. La habitación en el Park Hyatt Paris-Vendome costó casi US$1,540 por noche, para un total de US$4,930 por la estancia de tres noches, y Menéndez lo describió en un correo electrónico a Melgen como una “cama king, área de trabajo con Internet, baño de piedra caliza con bañera y ducha cerrada, [y] vistas al patio o las calles”.


“Usted llama a American Express Rewards y ellos se la van a reservar para usted. Tendría que estar a mi nombre”, dijo a Melgen en un punto de un correo electrónico.


En 2013, después que la investigación federal se hizo pública, Menéndez le pagó a Melgen US$58,000 por los viajes en avión de 2010, y calificó su falta de información adecuada de los vuelos como un “descuido”.


LA RECAUDACIÓN DE FONDOS


Contribuciones de Melgen en apoyo de Bob Menéndez


“No te preocupes. Nos vamos a ocupar de eso”.


Esa fue la respuesta de un socio de Melgen a una petición de un ayudante de Menéndez para las recaudaciones para apoyar al senador.


En un correo electrónico enviado en abril de 2012 a un ayudante de Melgen, un miembro del personal de Menéndez delineó solicitudes de por lo menos US$60,000 en donaciones a entidades que beneficianban a Menéndez. El empleado dijo que “humildemente, quería hacer una gran petición” a Melgen, solicitando que el médico y sus familiares contribuyeran con un total de US$40,000 a la New Jersey Democratic State Committee Victory Federal Account, con lo que apoyarían a Menéndez y otros demócratas de Nueva Jersey inmersos luchas por la reelección.


El ayudante personal de Melgen, identificado en la acusación sólo como “Persona A”, respondió: “En cuanto a su petición (…) no te preocupes Nos encargaremos de eso. El Dr. Melgen lo llamará mañana para hablar más.”


El 16 de mayo de 2012, Melgen y su esposa contribuyeron cada uno con US$20,000 al fondo New Jersey Democratic State Committee Victory y al fondo legal para Menéndez, y la hija de Melgen y su esposo aportaron otros US$20,000 para el fondo del Partido Demócrata de NJ. Melgen apareció para reembolsar a su hija con un cheque de US$20,000 emitido desde su centro oftalmológico ese mismo día.


Más de $ 750,000


Esa es la cantidad, según la acusación, que Melgen dio a través de su familia y de sus negocios a las entidades que apoyaron los esfuerzos de reelección de Menéndez en 2012.


De esa cantidad, US$143,500 se destinaron a entidades del estado de Nueva Jersey y del Partido Demócrata del Condado. Melgen también aportó aproximadamente US$600,000 para el Majority PAC, un súper PAC que respaldaba a los candidatos y titulares demócratas del Senado, en dos contribuciones de US$300,000. Ambas cantidades se destinaron a la carrera por el Senado de Nueva Jersey, en la cual Menéndez era el único contendiente demócrata.


Además, Melgen también contribuyó con US$8,000 para una senadora no mencionada ‒que resultó ser de Amy Klobuchar, de Minnesota‒ después que Menéndez y su equipo le pidieron al médico directamente que ayudara a devolver el favor de recaudación de fondos para el senador, quien había recaudado dinero para la lucha por la reelección de Menéndez y se enfrentaba a un reto primordial. Después de conocida la acusación Klobuchar anunció que devolvería los fondos.


LOS NEGOCIOS


“¿Quién tiene más pegada en el CMS y el Departamento de Salud?”


Eso era algo Menéndez intentó determinar cuando intervino en nombre de Melgen en un conflicto de reembolso del Medicare, de acuerdo con un mensaje electrónico que envió a un miembro del personal que fue incluido en la acusación ‒y el senador terminó hablando él mismo con los altos funcionarios, tanto de los Centros de Medicare y el Servicios de Medicaid como del Departamento de Salud y Servicios Humanos sobre el tema.


La acusación describe una batalla de varios años entre Melgen y funcionarios federales de salud sobre más de US$8,98 millones que se le imputaba había la facturado de más al Medicare por un medicamento que él utilizó en su servicio oftalmológico.


Las Directrices de la Administración Federal de Drogas y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades establecen que cada ampolleta de un medicamento se utilizará para un solo paciente, con el fin de evitar el riesgo de contaminación y la propagación de la infección, pero Melgen presuntamente utilizó restos de un solo vial usado para el tratamiento de pacientes adicionales, y luego le facturó al CMS por el costo total de un solo vial para cada dosis del fármaco que él administró.


Según la acusación, Melgen y sus asociados presionaron repetidamente a la oficina de Menéndez mediante correos electrónicos, llamadas y reuniones para que interviniera en su favor en la disputa.


El senador, finalmente, aseguró conversaciones tanto con el administrador interino de la CMS como con el secretario de HHS, y recibió información del equipo de Melgen sobre la disputa antes de que ambas reuniones se celebraran. También logró que la oficina del entonces líder de la Mayoría del Senado, Harry Reid, se involucrara en la disputa, según varios correos electrónicos de programación enviados entre las dos oficinas.


Durante una llamada telefónica en julio de 2009 al jefe de CMS, la acusación alega que Menéndez “afirmó que las directrices de la política del CMS respecto de un solo uso de los viales eran vagas y que un médico en la Florida estaba siendo tratado injustamente como consecuencia de ello”. Cuando el administrador dijo que deberían “permitir que el caso siga su curso”, Menéndez, según la acusación, le dijo que “no le hablara de los derechos de apelación de Melgen, y terminó abruptamente la llamada”.


La acusación alega que durante su reunión con la secretaria del HHS, Kathleen Sebelius, Menéndez “abogó a favor de la posición de Melgen en su disputa de facturación del Medicare, centrándose en el caso específico de Melgen y afirmando que Melgen estaba siendo tratado injustamente”, afirmación con la que el secretario se mostró en desacuerdo.


La reunión fue “bastante ‘animada’”, según un correo electrónico del grupo de presión de Melgen a dos empleados de Menéndez después que la reunión se llevó a cabo.


Empleados de Menéndez también intervinieron en una disputa comercial que habría supuestamente afectados los intereses financieros de Melgen en República Dominicana. Los correos electrónicos incluidos en la acusación muestran que sus empleados trataron de evitar que Aduanas y Patrulla Fronteriza donara equipos de control en los puertos que habrían socavado el negocio de escaneo de carga de Melgen allí.


EL MOMENTO OPORTUNO


Si bien no hay admisión por parte de ninguno de los dos hombres incluidos en la acusación de que alguno de los viajes, contribuciones o gratificaciones que Melgen pagó fuera expresamente a cambio del trabajo que Menéndez realizó en su nombre, en varios casos las fechas de las contribuciones coinciden con las acciones emprendidas por la oficina del senador que podrían haber beneficiado a Melgen.


La acusación señala que Menéndez se reunió con el alto funcionario de la CMS sobre la mencionada disputa el 7 de junio, seis días después de que Melgen emitió una donación de US$300,000, a través de su negocio, para el Majority PAC, destinados a ser utilizados en la carrera por el Senado de Nueva Jersey.


El 19 de octubre de 2012, Melgen envió por correo electrónico a Menéndez, a un miembro del personal de Menéndez y a un recaudador de fondos del Majority PAC, una actualización de su apelación por la facturación del Medicare. Eso ocurrió una semana después de que Melgen emitió, a través de su negocio, otro cheque por US$300,000 para el Majoríty PAC que se utilizaría para la carrera por el Senado de Nueva Jersey, y tres cheques por US$25,000 a organizaciones del condado demócrata de Nueva Jersey.


El recaudador de fondos del Majority PAC, también identificado como un antiguo empleado de Menéndez, respondió al correo electrónico del Melgen y se comprometió a entregarle la actualización a Menéndez la próxima vez que vieran al senador, más adelante en esa misma semana.


Y el 11 de enero de 2013, Menéndez orientó a sus empleados mediante un correo electrónico que contactaran a Aduanas y Patrulla Fronteriza y trataran de evitar la donación de equipos de monitoreo para los puertos, que la acusación alega habría impactado los intereses financieros de Melgen.


Ese fue el día después de que Menéndez, Melgen y otra persona no identificada jugaron golf juntos en el Banyan Golf Club privado de West Palm Beach, Florida, donde Melgen pagó los honorarios por l derecho al campo de juego, y la tercera persona gastó casi US$360 por una cena en un restaurante especializado en carnes.


Fuente: CNN