Investigacion


El Ayuntamiento de Santo Domingo Este (ASDE) está llamado a implementar un sistema formal de reciclaje que incluya a los recolectores informales o “buzos”, ya que la mayoría de los residuos generados en el municipio son reciclables y no son aprovechados.


La recomendación está contenida en la investigación “Estudio de caracterización de residuos sólidos del municipio Santo Domingo Este”, elaborada por la egresada de la maestría en Ingeniería Sanitaria y Ambiental del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), ingeniera Janira Lebrón.


De acuerdo con los hallazgos, aproximadamente el 93.31 % de los residuos sólidos domiciliarios de Santo Domingo Este son reciclables; el 56.10 % corresponde residuos orgánicos, seguido de papel y cartón con 21.80 %, plásticos con 8.72 %, vidrio con 5.23 % y latas con 1.45 %.


Sin embargo, debido a que el municipio no cuenta con programas formales de tratamiento de residuos, las labores de reciclaje recaen sobre recolectores informales o “buzos” quienes ejercen en medio de precariedades. La mayoría dice que ha sido víctima de agresiones por agentes de la Policía Nacional y personal del ASDE.


También funcionan empresas que se dedican al tratamiento de materiales específicos como plásticos y cartones. “La realización de este tipo de investigaciones es de gran importancia para los ayuntamientos, ya que estos resultados le sirven de insumo para mejorar la gestión de residuos sólidos”, explicó Rosaura Pimentel, coordinadora de la maestría en Ingeniería Sanitaria Ambiental del INTEC.


A partir de los resultados del estudio se formuló el Plan Integral de Gestión Ambiental de Residuos Sólidos, que es implementado por el ASDE y el Consorcio ECORed-Ciudad Saludable. Como parte de una primera fase de ejecución del Plan, se conformó la Cooperativa de Producción, Trabajo y Servicios Múltiples de Reciclaje en Santo Domingo Este (COOPRESDE), primera en el país que agrupa formalmente a los recolectores de residuos.


A través de ECORed y en colaboración con entidades privadas, los “buzos” han recibido talleres sobre la importancia de su labor y técnicas para mejorarla, han sido vacunados contra Hepatitis B y Tétanos y se les han entregado kits de trabajo, con triciclo, chaleco, botas, mascarilla, lentes protectores, guantes y carnet con foto. Además, recibieron asesoría para conformar en diciembre pasado la Cooperativa de Producción, Trabajo y Servicios Múltiples de Reciclaje en Santo Domingo Este (COOPRESDE), primera en el país que agrupa a recolectores informales.


Otros participantes de la maestría en Ingeniería Sanitaria y Ambiental del INTEC realizan estudios similares en el municipio Santa Bárbara de Samaná, y en temas como determinación de la tasa de generación de residuos por estudiante en escuelas y colegios privados de Santo Domingo, estudio de factibilidad del reciclaje de papel bond en instituciones bancarias, entre otros, lo que permite comparar la situación en diferentes provincias.