google


El gigante tecnológico Google rechazó hoy por “falsas” las acusaciones de la Comisión Europea (CE) por un supuesto abuso de su posición de dominio como buscador, y defendió que su sistema operativo móvil, Android, ha incentivado la innovación y competencia en ese campo.


“Aunque Google quizás sea la herramienta de búsqueda más usada, la gente ahora puede encontrar y acceder a la información de numerosas formas, y las alegaciones de daño a los consumidores y competidores están muy lejos de la realidad”, argumentó hoy la empresa en su blog oficial.


“Por eso rechazamos respetuosamente, pero completamente, la necesidad de publicar un pliego de cargos con esas acusaciones y esperamos convencer -a la CE- en las próximas semanas de que tenemos razón”, añadió la compañía con sede en Mountain View (California).


La Comisión Europea (CE) acusó hoy formalmente a Google de abusar de su posición de dominio en las búsquedas en internet al favorecer “sistemáticamente” su producto de comparación de compras en su buscador, y anunció la apertura de una investigación antimonopolio a su sistema operativo móvil, Android.


La empresa tendrá ahora la oportunidad de defenderse en un plazo de diez semanas e incluso participar en una audiencia con los responsables de Competencia de la CE.


En última instancia, si la CE no ve satisfechas sus exigencias, podría imponer a Google una multa de hasta el 10 % de su facturación (unos 6.001 millones de dólares o 5.661 millones de euros), según sus cuentas de 2014.


“Compañías como Axel, Springer, Expedia, TripAdvisor, y Yelp -que se han quejado notablemente en este proceso- han alegado que la práctica de Google de incluir resultados especializados -Flight Search, Maps, Local results, etc- en las búsquedas ha dañado significativamente su negocio. Pero su tráfico, ingresos y beneficio revelan una historia muy diferente”, esgrime la empresa en su blog.


“Y si miramos las compras, un área en la que hemos visto muchas quejas y en la que la Comisión Europea ha centrado sus acusaciones, está claro que hay mucha competencia -incluyendo Amazon y Ebay, dos de los mayores portales de compras del mundo- y los resultados de compra de Google no han dañado esa competencia”, añade.


La compañía argumenta asimismo que sus prácticas no sólo no dañan la competencia sino que la incentivan.


“Un economista diría que no se ve mucha innovación e inversión donde la competencia está dominada por una sola empresa. Sin embargo, eso es lo que ocurre en nuestro mundo. Estamos viendo mucha innovación en búsquedas de voz y en asistentes de búsqueda, con más porvenir”, responde.


En paralelo, la Comisión Europea abrió hoy una investigación aparte sobre si Google ha impulsado acuerdos “anticompetitivos” con fabricantes de móviles y tabletas para instalar exclusivamente en ellos su sistema operativo de código abierto Android.


La CE también busca determinar si el gigante tecnológico ha impedido el desarrollo de versiones competidoras de ese sistema o si ha vinculado obligatoriamente algunas de sus aplicaciones y servicios.


“La Comisión Europea ha cuestionado nuestros acuerdos con fabricantes. Es importante recordar que son voluntarios -puedes usar Android sin Google-, pero proporcionan beneficios reales a los usuarios de Android y a los desarrolladores”, defendió Google.


“Android ha sido clave en alentar la competencia en el mundo del móvil, bajando los precios e incrementando la elección para todo el mundo”, agregó.


La Comisión continúa además su investigación formal a Google sobre los otros aspectos de su comportamiento respecto a los que aún alberga dudas: un posible trato de favor a otros servicios especializados de búsquedas en los resultados del buscador, la copia de contenidos de las webs de competidores, la exclusividad de la publicidad y “restricciones indebidas” a anunciantes.