Gobierno


El Gobierno inició ayer el Plan Estratégico para la Respuesta Nacional a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS),VIH-Sida, que regirá durante los próximos tres años, durante un acto en el Palacio Nacional, encabezado por el presidente Danilo Medina.


Las palabras centrales estuvieron a cargo de Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), quien dijo que se ha avanzado en la lucha contra el VIH-Sida, lo que muestra una tendencia a la estabilidad con 0.8% de prevalencia en las mediciones de 2007-2013.


Indicó que también se ha registrado una reducción de un 35% de nuevos casos de infectados desde el 2003, además de un descenso de las muertes por esa causa.


“Sin embargo, el VIH-Sida sigue siendo uno de los más graves problemas de salud pública del mundo, incluyendo a nuestro país, actuando como una lente que amplía los males de la sociedad y las debilidades de nuestros sistemas sociales”, manifestó.


De acuerdo con Terrero, el Plan Estratégico Nacional 2015-2018 es un compromiso nacional, que se alinea en la Estrategia Nacional de Desarrollo, y se vincula al Plan Decenal de Salud, así como al Plurianual del Sector Público.


El funcionario llamó a los diputados para que apoyen el proyecto de ley, aprobado ya por los senadores, que contempla la inclusión de los antirretrovirales en el sistema de la seguridad social.


En ese sentido, la ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, informó que en el presupuesto de 2015 está contemplada una partida de RD$383 millones para la compra de medicamentos antirretrovirales, lo que significa un aumento de 638% con relación a la asignación del pasado año.


Señaló que el Ministerio de Salud Pública recibe con beneplácito el Plan, y aseguró que ajustará las estructuras de esa entidad para velar por el cumplimiento del mismo, porque el compromiso es mejorar los niveles de salud de todos los dominicanos.


Manifestó que hay instrucciones de que a los afectados por el VIH-SIDA se le trate sin discriminación, respeto y dignidad de los hospitales del Estado y garantiza la oferta de medicamentos a las embarazadas.


Informó que en el Seguro Nacional de Salud (SENASA) hay afiliados 10,343 personas que viven con VIH, lo que les garantiza el acceso a los servicios.


En el acto, celebrado en el Salón Las Cariátides del Palacio Nacional estuvieron presentes, además, la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández; la Primera Dama, Cándida Montilla de Medina; el embajador de los Estados Unidos, James W Brewster; el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo y el representante de la ONG-SIDA, Santo Rosario.