Fuego


Un incendio forestal que afecta desde hace varios días el Parque Nacional Valle Nuevo continúa propagándose este jueves, amenaza con alcanzar la ciudad Constanza y ha obligado a algunas personas a abandonar el área tras presentar problemas respiratorios.


Así lo informó esta mañana Andrés Ferrer, director de la Fundación Moscoso Puello y miembro del Consejo de Co-gestión del Parque Nacional Valle Nuevo, quien presisó que el fuego se desató el 28 de abril, dentro de los límites del referido parque, cercano al arroyo Los Limoncillos, en Padre las Casas (municipio de Azua).


Estimó que las llamas se han arropado alrededor de 10 kilómetros cuadrados en la zona y agregó que en la provincia “Santiago se pasó la tarde y la noche lloviendo cenizas por el fuego”.


Se recuerda que el Parque Nacional Valle Nuevo es un área verde de 910 kilómetros cuadrados que abarca principalmente La Vega, aunque también ocupan partes de las provincias de Monseñor Nouel, San José de Ocoa y Azua. Sus límites están a 15 kilómetros de la ciudad de Constanza.


“El fuego se encuentra ahora mismo a unos tres kilómetros de Constanza. Ahora mismo en la ciudad de Constanza la situación ambiental es catastrófica, algunas personas han tenido que evacuar a sus niños por problemas respiratorios”, detalló Ferrer en declaraciones vía telefónica para El Nuevo Diario.


El integrante del Consejo de Gestión del Parque Nacional Valle Nuevo criticó que, pese a la gravedad de problema, ningún funcionario de segundo nivel del Ministerio de Medio Ambiente se ha presentado en los alrededores, aunque reconoció que brigadas de esa institución gubernamental intentan sofocar las llamas.


Denunció, además, que el responsable del incendio es Medio Ambiente, por permitir actividades agrícolas ilegales dentro del parque. “En ese parque hay un esquema pernicioso de personas que financian la destrucción del bosque para sembrar”, sostuvo.