Muerto


La comunidad cubana en República Dominicana ha perdido a uno de sus pilares, el empresario Pedro Montequín, quien residía en el país desde hace unos 40 años.


Montequín falleció en el Centro Domínico Cubano, producto de un shock cardiaco tras un sangramiento interno y complicaciones propias de esta situación que se le presentó ayer en horas de la noche.


Su cadáver será expuesto su cadáver en la Funeraria Blandino de la Avenida Lincoln, a partir de las 4:30 de la tarde. Aun se desconoce cuándo será su sepelio.


Montequín deja en la orfandad a tres hijos. El mayor de ellos es Peter, quien es casado y vive en Estados Unidos, y es producto de su matrimonio con Connie Hernández; Cecilia María, una joven dominicana, producto de su matrimonio con Cecilia Pérez Cabrera; y la tercera, su pequeña hija Miranda, de apenas tres años, del matrimonio con su actual esposa Awilda Méndez de Montequín.


Pedro era natural de La Habana, Cuba, de donde había salido a inicios de los años 60 rumbo a Madrid, donde siendo un adolescente fue recibido por el gran poeta cubano Gastón Baquero. Poco después se pudo reunir con sus padres y hermano (quien reside en Puerto Rico), en Estados Unidos. Desde hace años residía en República Dominicana donde fundó el restaurante La Esquina de Tejas, sitio de reunión de políticos de todas las tendencias; también de Montequín Dimont Cia.