Ex Teniente


El ex teniente dominicano de Asuntos Internos en la policía de Miami, Ralph Mata, de 45 años de edad, se declaró culpable en la Corte Federal de New Jersey por cargos de narcotráfico, conspiración y otros delitos conexos, y admitió que jugó un papel fundamental en una red de tráfico de drogas con base en New Jersey y que transportaba las drogas ocultas en cargamentos de plátanos, además de armas de fuego.


Mata, quien hizo la declaración el martes de esta semana, también se inculpó de usar un avión comercial para llevar los contrabandos fuera de los Estados Unidos. En una negociación con los fiscales federales se declaró culpable de un cargo de ayudar a una conspiración de narcóticos, conspiración para distribuir cocaína y lavado de dinero durante una comparecencia ante la jueza del distrito Susan Wigenton.


Mata, que trabajó para el Departamento de Policía del condado Miami Dade durante 22 años, se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua cuando sea sentenciado el 14 de julio de este año.


Fue apodado “El Hombre de la Leche” y se convirtió en teniente de la Oficina de Asuntos Internos de Miami Dade en el 2010, después de trabajar por años en la Unidad de Investigaciones de la policía, así como en la división de perros K-9 asignado al Aeropuerto Internacional de Miami, de acuerdo con una denuncia penal presentada por un agente del FBI en el momento de su arresto en abril del 2014.


Los fiscales federales de New Jersey dicen que Mata aprovechó su vasta experiencia para ayudar a los miembros de la organización de narcotráfico liderada por Juan Arias.


En el 2012, Mata compró seis armas de fuego en una tienda de armas en La Florida usando su placa de policía de Miami Dade y las entregó a los miembros de la banda de Arias.


“Haciendo uso de su experiencia previa como teniente asignado al Aeropuerto Internacional de Miami, así como sus contactos policiales en el aeropuerto, Mata y demás conspiradores, pasaron las seis armas de fuego a través de los controles de seguridad y las llevaron en un avión comercial a la República Dominicana”, según un comunicado de la oficina del fiscal federal Paul Fishman.


Durante cada uno de dos viajes que hizo, Mata transportaba las armas de fuego a bordo del avión en su equipaje de maleta, dice la el expediente.


Había utilizado su insignia para comprar varias de las armas de fuego, incluyendo un rifle Sig Sauer y tres pistolas Glock calibre 9mm, dice la denuncia.


Las compras de las armas estuvieron motivadas en varias amenazas contra miembros de la banda, según el testimonio bajo juramento de James Farley, un agente especial del FBI.


En un momento, Mata instruyó a los miembros de la banda sobre cómo eliminar a los distribuidores rivales de drogas que habían amenazado con matar a miembros de la pandilla de Arias y sus familiares.


Los asesinatos no ocurrieron y Mata nunca se enfrentará a cargos de intento de asesinato de en la presunta conspiración.


El ex teniente dominicano, recaudó 100.000 dólares en efectivo y regalos para su trabajo en nombre de la banda de narcotraficantes Arias, según los fiscales.


En marzo del 2013, Mata viajó a Nueva Jersey, donde recibió $ 60.000 dólares en efectivo producto de las drogas, una parte del cual lo depositó en cuentas bancarias en Fort Lee, dijeron los fiscales.


Las autoridades incautaron aproximadamente 160 kilogramos de cocaína de la banda de narcotraficantes de Arias, algunas de las cuales fueron importadas a Estados Unidos en contenedores de plátanos y otros productos procedentes de Ecuador y la República Dominicana, según el expediente.


El 12 de enero del 2012, agentes de la DEA confiscaron 419.000 dólares, ganancias de la droga en una residencia del condado Bergen (New Jersey) utilizado por un miembro de la pandilla Arias, dice la denuncia.


Inicialmente, la banda cree que el dinero fue robado por uno de sus propios miembros, la denuncia añade.


Mata determina a través de sus fuentes que el dinero había sido tomado por un agente de la DEA que trabaja para la oficina de esa agencia en Paterson (New Jersey).


En el 2012, Mata recibió un reloj Rolex valorado en $ 10.000 y de acero inoxidable como recompensa por ayudar a un miembro de la banda de narcotraficantes con el transporte de 150.000 dólares en efectivo de drogas en un vuelo comercial desde el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy a la República Dominicana.


Como parte del acuerdo, la fiscalía anunció la intención de confiscar el Rolex como producto de delitos del narcotráfico.


El abogado de Mata, Jay Surgent, dijo que su cliente se enfrenta ahora a una pena de prisión potencial de 10 años.


El jurista añadió que el ex teniente Mata, se enfrentaba a una pena mínima de hasta 30 años en la cárcel de no haber hecho el acuerdo con los fiscales y ahora, tiene la posibilidad de ser sentenciado a 10 años.


“Mi defendido decidió cortar por lo sano y evitar una larga condena”, dijo el abogado Surgent.