visado_laosPoder llevar su música a todas las ciudades de Estados Unidos es uno de los deseos de muchos artistas dominicanos. Sin embargo, no todos pueden hacerlo.


Algunos han confrontado serios inconvenientes para poder optar por un visado de trabajo que les permita cumplir con ese público que les sigue en la distancia. Uno de los casos que por muchos años llamó la atención lo vivió el carismático merenguero Fernando Villalona.


Debido a sus problemas de adicción a las drogas, eran muchos los “no” que recibía cuando solicitaba el visado de trabajo, hasta que un día después de muchos años lo logró .


La experta en migración, Milagros Mejía, aclaró a LISTÍN DIARIO, que lo del pago de impuestos no es nada nuevo, y que eso siempre ha sido parte de los requisitos para poder optar por un visiado de trabajo en Estados Unidos.


“El procedimiento es el siguiente: un empleador, que en este caso es el empresario, solicita el visado a los Estados Unidos, y luego es que el caso llega hasta el consulado aquí”, confirma la experta en temas migratorios.


La doctora, que tiene dentro de sus clientes a artistas, aunque por ética profesional no puede revelar quiénes son, asegura que el pago de los impuestos está explícito en el contrato que firman el empleador y el artista.


“Claro que el artista tiene que pagar impuesto, eso está establecido en el contrato, el pago de impuesto depende de cada persona. Cuando tienen una visa de artista, tienen que dirigirse a una oficina, y reportar los ingresos y se deducen los impuestos, y se les asigna incluso un seguro social”, afirma.


Anthony Santos confrontó algunos inconvenientes cuando para el 14 de febrero pasado debió cantar en el “Concierto para Enamorados”, en el teatro United Palace del Alto Manhattan, pero no pudo entrar. Se habló de que el consulado americano en Santo Domingo suspendió la visa al bachatero, quien apelará a la intervención del congresista por el distrito 13, Charles Rangel.


“Creo que los músicos y los artistas deben informarse bien sobre las leyes migratorias. Si no tienen acceso o el tiempo, deben consultar. Las consecuencias migratorias son largas y complicadas”, refiere la experta en migración.


Cada vez es más frecuente que artistas criollos tengan inconvenientes con su visado de trabajo. Uno de los últimos casos lo vivió El Lápiz Conciente, quien no pudo entrar a suelo americano, pese a tener programada una gira completa.


Las cosas hoy día han cambiado, y es más difícil burlar las medidas de seguridad que impone Estados Unidos para poder pisar cualquiera de sus ciudades. “Hoy hay más medidades de seguridad, y ellos tienen muchas formas para comprobar los datos”, dijo Mejía.


Fuente: Listin Diario