toritoQue paren la fiesta. Si algún candidato creía que iba a bailar pega¥o con Héctor Acosta (El Torito) en la pista de las elecciones del 2016, que vaya buscando otra pareja. O por lo menos deben esperar su decisión. El bachatero y merenguero se acaba de declarar agente libre.


“Yo no soy del PRD, yo soy agente libre”, fue su respuesta cuando se le preguntó si podría ser el candidato a senador por la provincia Monseñor Nouel en la boleta de Miguel Vargas Maldonado, aspirante presidencial por el Partido Revolucionario Dominicano.


– ¿Si vas como candidato, por qué partido sería entonces?, fue otra de las preguntas, a lo que respondió evasivo: “En mayo dependiendo de cómo estén las aguas, depende de cómo soplen los vientos y las mareasÖjejeje…”. Al artista se le relacionó en principio con el expresidente Hipólito Mejía.


Sobre el tema detalló: “Lo de la política está en camino. Se va a definir en mayo, porque hasta este momento no hay nada definido, ni el Partido de la Liberación Dominicana está definido, nadie sabe si la reelección va, si Leonel Fernández va. Hay que esperar que las aguas lleguen a su nivel”.


Acosta habló la madrugada de ayer durante el descanso de su fiesta en Jet Set, donde estrenó el tema “Sin merengue no hay fiesta”, que lanzó a los bailadores a las dos pistas de que dispone la discoteca.
Sobre costos del merengue


El merengue fue otro de los temas tratados por los periodistas. Recurrente, pero necesario para dar luces sobre el ritmo autóctono y su actual situación en los mercados.


Una de las preocupaciones de los inversionistas en el merengue, sobre todo en Estados Unidos, es la cantidad de personas que viajan con los merengueros establecidos, encareciendo, según ellos, los costos de producción. Eso, alegan, dificulta que el ritmo siga siendo un buen negocio, comparado con los costos operacionales de otros géneros como la bachata o la música urbana.


Sin embargo, El Torito mantiene su estándar de viajar con su orquesta completa y no está por dar el brazo a torcer: “La calidad no se puede perder nunca y el respeto hacia la gente. Yo tengo una orquesta de merengue que hace bachatas, rancheras, baladas, boleros, de todo, y con un grupo de cinco músicos no puedo hacerlo… No voy a inventar con un ven tú tampoco”.


Luego advirtió: “Por mí que no me contraten y se ahorren eso y busquen a los que estén dispuestos a eso. Pero yo no voy a sacrificar mi calidad, mi respeto al público por ir a inventar… Entonces por tú ahorrarte dos pesos, sacrificar la calidad de 24 años de carrera, está fuerte”.


(+)
EL ESTRENO DE “SIN MERENGUE NO HAY FIESTA”
APORTE. Héctor Acosta justificó en el estreno de que “Sin merengue no hay fiesta” es “una especie de alerta a los merengueros y al público para que entiendan que sin merengue no hay fiesta.


Y que de la única forma que el merengue puede revivir y puede mantenerse es si lo grabamos, si lo trabajamos, si le damos calor. No hablando, y echándolo a un lado, y poniéndolo a pelear con la bachata, con el dembow. Insistió en que “es grabando merengue y trabajándolo, que conecté con el gusto de la gente porque la gente está cambiante y quiere cosas no para estar analizando, teorías de que por amor se crearon los hombres. La gente quiere bailar, quiere disfrutarse el merengue”.


LAS GIRAS. El Torito acaba de regresar de una gira de 42 días por Estados Unidos, incluyendo ciudades a las que no había viajado como Memphis, Tenesse, además de Los Ángeles y Atlanta. “Ha sido un tour fuera de liga…


Se tocó mucho y gracias a Dios lo más importante es que todas las presentaciones fueron a casa llena. Siempre traemos las imágenes para no decir una cosa por otra”. El artista dijo que en su carrera “no ha hecho bulto” (aparentar lo que no es). “En estos tiempos de redes sociales no es posible decir una cosa por otra”. También señaló que trabaja todo el año y es partidario siempre de comunicar al público sus logros.
(Ramón Almánzar-Listín Diario)