El Sexo Precoz Afecta La Salud

En la República Dominicana las estadísticas revelan que las jóvenes comienzan su vida sexual entre los 10 y 14 años. Para nadie es un secreto que hoy en día los jóvenes viven más de prisa.


Por tanto, sus etapas de desarrollo y aprendizaje son cada vez más cortas. Uno de los aspectos que más se ve afectado es la vida sexual, que en la mayoría de los casos, suele ser a destiempo, en situaciones de riesgo, sin conocimiento y con la persona incorrecta.


Esto trae como consecuencia enfermedades venéreas, embarazos no deseados, baja autoestima, problemas psicológicos, emocionales y físicos. Dichas situaciones recaen en la baja escolaridad, ingresos y delincuencia. Todo por no contar con la orientación adecuada.


Y es que según estadísticas del Fondo de Población de Naciones Unidas, la República Dominicana se encuentra entre los cinco países con el índice más alto de embarazos en adolescencia, con una tasa de fecundidad de 92 por mil mujeres y la recurrencia de embarazos precoces, una de las mayores causas de la deserción escolar en adolescentes, con un 44%.


Otro dato que puede sorprender, es que la edad promedio de la primera relación sexual en adolescentes de países desarrollados fluctúa, en el caso de los hombres, entre los 9 y 13 años; mientras que la edad de las mujeres varia entre los 11 y 14 años, según cifras de la Unicef.


Sin embargo, en la República Dominicana, una nación subdesarrollada, la situación es más alarmante, en especial en los barrios y las zonas rurales, donde abunda la marginalidad y la falta de educación, pues los embarazos se están presentando entre niñas de 10 años y adolescentes de 14 años.


Daños emocionales


Pero… ¿en realidad nos hemos detenido a pensar cómo esto puede afectar el desarrollo emocional de la adolescente. Según el terapeuta sexual, Ramón Emilio Almánzar, del Centro Vida y Familia, todo hay que entenderlo en términos de normalidad estadística y culturalmente.


“Nuestra cultura tiene un enfoque negativo respecto a las relaciones sexuales de las mujeres a temprana edad, lo que implica que tiene mucha carga de culpa y negatividad.


En este sentido, que una mujer tenga relaciones sexuales a temprana edad, la carga de emociones probablemente sea de contenido negativo”, comenta Almánzar, pero también aclara que cuando se habla de estadísticas, no necesariamente significa que todas las mujeres que tengan relaciones sexuales a temprana edad tendrán un efecto emocional negativo.


De acuerdo a un informe de UNICEF, emitido en el 2013, el 22,1% de las jóvenes en República Dominicana entre 15 y 19 años de edad tiene al menos un hijo, lo que perpetúa la pobreza y limita el desarrollo de la República Dominicana.


¿Qué hacer?


La vía más segura para prevenir esta situación es tener un seno familiar sólido, en el que tanto la madre como el padre estén integrados en la formación de los hijos. De no ser así, la adolescente es más propensa a ser vulnerable ante estas situaciones, asegura el experto de la conducta humana.


“Generalmente, un sistema familiar carente de apoyo y nutrición emocional adecuada no permite a la joven sentirse fuerte emocionalmente. De igual modo, una falta de educación sexual abierta y objetiva, fundamentada en el cuidado personal para que esta chica pueda poner límites adecuados cuando se presente la situación”, agrega Almánzar.


Para “controlar” los impulsos de la edad es habitual que los padres tiendan a impedir que la adolescente tenga novio. Pero Almánzar considera que es más inteligente mediar estos impulsos de una manera saludable, planteando la necesidad de que esas relaciones se vivan por etapas, y abriéndoles un espacio en el hogar.


“Educarse como padres, en primer lugar, y en segundo lugar educar adecuadamente a sus hijos respecto a los temas sexuales, enfocándolos de manera positiva y sin esconder información, son las medidas que ayudarán a que tengas hijos sexual y emocionalmente balanceados, aconseja.


Se debe pensar en las consecuencias


Si no se cuenta con la información necesaria, puede ser que en la adultez, se tenga una carga mayor, ya que llegar a los 25 años con cuatro hijos y sin estudios para tener un trabajo digno acrecienta la carga social y económica.


Por tal razón, Almánzar, a quien pueden seguir en su cuenta de twitter @REAlmanzar, considera que las secuelas en la adultez dependerán de cómo haya sido la vivencia de las experiencias sexuales tempranas.


Otro problema que enfrentan las mujeres que inician su vida sexual en edades muy tempranas, cuando sus órganos reproductivos aún no han completado su pleno desarrollo, es que se encuentran ubicadas entre la población de riesgo para desarrollar cáncer de cuello uterino, y por la edad, no suelen acudir a un ginecólogo a tiempo para tratar cualquier situación.


Dato
Según un documento elaborado por la UNICEF, el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y el Consejo Nacional de la Niñez, CONANI, el 33,2% de las adolescentes y mujeres jóvenes de las familias más pobres “se habían embarazado antes de cumplir 20 años”.