papa


El papa Francisco recordó hoy y pidió alivio para los cristianos perseguidos por su fe y las víctimas de los conflictos y pidió el cese de todas las violencias, durante su mensaje de Pascua tras la misa del Domingo de Resurrección, con la que terminan los ritos de la Semana Santa.


“Pedimos a Jesús victorioso que alivie el sufrimiento de tantos hermanos nuestros perseguidos a causa de su nombre, así como de todos los que padecen injustamente las consecuencias de los conflictos y las violencias que se están produciendo”, dijo el pontífice desde el balcón de la logia central de la basílica vaticana, a la que se asomó para leer el mensaje e impartir la bendición “Urbi et Orbi” (a la ciudad y al mundo).