Yemen


Al menos 185 personas, en su mayoría civiles, murieron y más de 1.000 resultaron heridas en nueve días de combates en Adén, en el sur de Yemen, informó ese sábado un responsable de sanidad yemení.


Los enfrentamientos tienen lugar entre los rebeldes chiitas hutíes y los partidarios del jefe del Estado Abd Rabo Mansur Hadi. Al mismo tiempo, aviones de una coalición árabe encabezada por Arabia Saudita bombardean a los hutíes desde el 26 de marzo para intentar impedirles avanzar.


Desde el 26 de marzo y “hasta el viernes a medianoche, hemos contabilizado 185 muertos y 1.282 heridos” que fueron transportados a hospitales de Adén, declaró a la AFP el director del departamento de Salud, Al Jader Lasuar. “El 75% de estas víctimas son civiles”.


Según él, este balance es parcial y no incluye a las víctimas en las filas de los rebeldes, vinculados al Irán chiita, que son llevadas a sus “propias instalaciones”.


Lasuar instó a las organizaciones internacionales y a las monarquías del Golfo que participan en la coalición a aportar asistencia médica urgente a los hospitales de Adén, feudo del presidente, quien se refugió en Arabia Saudita después de que los hutíes entraran en esta ciudad, la segunda más importante del país.


“Las reservas de medicamentos se han agotado y los hospitales no logran atender al número creciente de víctimas”, dijo.