Ceguera


La falta de visión no es obstáculo ni excusa para que “Tula el Ciego” salga cada día a ganarse la vida honradamente por calles y callejones de esta ciudad, labor que, de acuerdo a sus declaraciones, ha realizado por más de 20 años.


Francisco Antonio Hiraldo (Tula el Ciego), de 64 años, narró que diariamente se dirige en horas de la mañana al mercado de productores de esta localidad, para comprar los plátanos que luego revende a transeúntes.


“Yo veo bultos, pero tengo que valerme de este bastón o palo de escoba para poder subir y bajar las aceras y cruzar las calles”, manifestó Hiraldo.


Precisó que perdió la visión durante el régimen de los 12 años del fenecido Joaquín Balaguer, cuando un grupo de calieses lo golpearon sin misericordia.


“Cuando fui donde unos americanos a tratar de recobrar la vista, ellos me dijeron que comiera muchos guineos maduros, zanahoria y batata, y que con el tiempo volvería a ver, lo cual no ha sucedido”, expresó Tula el Ciego. Denunció que hace varias semanas, mientras vendía plátanos, desconocidos lo asaltaron, y lo despojaron de la mercancía y RD$900.