Seman


El diputado de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) y miembro de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, Vinicio Castillo Semán, consideró que sería un “crimen” contra el país traspasar al sector privado las plantas de carbón que el Estado construye en Punta Catalina, Baní, a un costo superior a los 2,000 millones de dólares, rechazando de plano la petición del Conep en ese sentido.


“El Estado está construyendo las plantas con 2,000 millones de dólares prestados, en ausencia de inversiones del sector privado en el campo de la generación eléctrica.


Las plantas de carbón permitirían que el Estado venda a las distribuidoras una energía a 6 o 7 centavos, contrario a los más de 30 en que los generadores eléctricos producen y venden en este momento. Sería un gran crimen contra el pueblo dominicano que esas plantas puedan ser traspasadas al sector privado”, expresó Castillo Semán.


“Los candidatos presidenciales que van a terciar en las elecciones próximas tienen que definir claramente ante el país cuál es su posición frente a esta propuesta del Conep. El Estado subsidia más de 1,200 millones de dólares al sector eléctrico anualmente; y ahora que se abre la posibilidad de abaratar sustancialmente la generación, el sector privado manifiesta su interés de apropiarse de las plantas en construcción. Esto es muy serio y muy grave y el país debe rechazarlo de plano”, agregó el diputado Castillo Semán.


“Resulta altamente sospechoso que la propuesta del Conep sobre las plantas de carbón se producen en momentos en que el gobierno del presidente Danilo Medina anda tocando puertas en apoyo a una reforma constitucional para su reelección. El Conep es el único gremio de empresarios que no ha fijado su posición sobre la reelección y la reforma planteada. El país tiene que estar alerta de que la propuesta del Conep tenga que ver con el tema reeleccionista”, concluyó Castillo Semán.