CASC


Las tres principales confederaciones de trabajadores de República Dominicana realizaron ayer un encuentro con otras organizaciones sindicales de Haití en el cual analizaron la política migratoria dominicana.


Consideraron que el exceso de mano de obra extranjera, tanto en la construcción como en la parte agrícola, se debe a factores de las condiciones de trabajo en esos sectores y actos de sobrevivencia.


El presidente de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), Gabriel del Río Doñé, consideró que el problema del exceso de trabajadores haitianos en el país se ha debido entre otros factores a la mano de obra barata que han aprovechado algunos empresarios para sus empresas.


“Los haitianos duermen en la construcción, la gran mayoría no paga seguridad social y ante esa situación dejan mayores beneficios, ese es un factor y el otro factor es que los dominicanos han ido abandonando trabajos duros y han preferido motoconcho, por ejemplo en el campo las condiciones duras de la naturaleza de un trabajo duro han sido abandonadas para venir a las ciudades”, indicó el sindicalista.


Joseph Cherubin, presidente de Mosctha, una organización sindical haitiana afiliada a la CASC, indicó que la mano de obra excesiva de haitianos en RD se debe a un problema de sobrevivencia, que se ve también con los dominicanos que van a Puerto Rico y los mexicanos que van Estados Unidos.