Estres


¡Atención! si eres de las personas a las que le gusta controlar absolutamente todo debes estar consciente que esta pretención conlleva a un miedo excesivo, ansiedad y temor a no lograrlo, según expertos.


El psicólogo, Xavier Guix, autor del libro “Descontrólate” asegura que estos sintómas son intrínsecos a una actitud de querer mantener el control y causan estrés en las personas.


En este sentido, pueden producirse sentimientos de desconfianza, mal humor y mal ambiente laboral o en el hogar que pueden evitarse si identificamos los comportamientos que determinan una personalidad controladora:


1. Todo en orden: Existen muchas personas que aman mantener las cosas en un orden extremadamente perfecto con manías que solamente ellos comprenden. Este tipo de personas no dejan que alguien ingrese y desordene su vida perfecta.


2.- Sufres antes del ahora: Existen cosas que aún no suceden, pero este tipo de personas ya empezaron a preocuparse y estresarse. Ello, les crea pensamientos pesimistas, actitudes negativas hacia la empresa, compañeros de trabajo, etc.


3.- Siempre mirando al pasado: En mi generación…, Cuando yo era joven…, Antes las cosas eran mejores… y otro tipo de frases similares. Ese tipo de pensamientos hace que la persona no logre trabajar adecuadamente.


4.- Planificar todo: No hay nada de malo en tener un plan de vida, pero debemos ser conscientes que podrían pasar cosas en el camino que pueden cambiar esos planes.


5.- Chantaje emocional: Hará todo lo posible por tener la situación bajo control, aún si eso significa chantajear a los demás.