Yihadista


Al menos 18 miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI) murieron anoche por una explosión en un taller de fabricación de bombas en la población de Al Shadadi, en el noreste de Siria, informó hoy la agencia de noticias oficial Sana.


La agencia señaló que dicho taller estaba en una casa próxima a la carretera que une la provincia de Al Hasaka, donde se ubica Al Shadadi, con la vecina Deir al Zur.


En esa vivienda, los combatientes del EI fabricaban bombas para llevar a cabo atentados. La fuente no ofreció detalles sobre el motivo del estallido, ni precisó si fue fortuito o resultado de un ataque.


Al Shadadi es uno de los bastiones principales del EI en la provincia de Al Hasaka, donde la organización radical ha sufrido recientemente varias derrotas a manos de las milicias kurdo sirias, presentes también en esta provincia.


El EI proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, donde ha tomado partes del norte y el centro de ambos Estados.