Hija


Algunos adolescentes aprenden a conducir con sus padres, otros con instructores especializados. Pero Malia Obama no es la joven de 16 años común y corriente: a ella la enseñaron a conducir agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos.


Al preguntársele quién enseñó a conducir a Malia, la primera dama Michelle Obama dijo a la famosa chef y presentadora de televisión Rachael Ray en una entrevista que fueron los agentes armados que brindan protección a la familia.


“Fue el Servicio Secreto, porque no me dejaban sola con ella en el vehículo”, dijo Michelle Obama en un fragmento dela entrevista dado a conocer por el programa. La entrevista completa se trasmitirá el jueves.


Michelle Obama dijo que ella no ha conducido en siete u ocho años. Agregó que conducir le da a Malia “una sensación de normalidad” y la ayuda a relacionarse con el resto de sus amigos, que también conducen. “Mis hijas tienen que aprender a vivir en el mundo con los jóvenes normales”.


Cuando Ray dice en la entrevista que los Obama parecen “tan con los pies en la tierra”, la primera dama le cuenta de su “esperanza de asegurar que ellas (sus hijas) salgan de esto como adultos funcionales”. Michelle Obama, cuya hija menor, Sasha, tiene 13 años, dijo que Malia conduce por Washington.


“Siempre tiene la seguridad con ella, pero para aprender a conducir tiene que tomar el volante”, dijo la primera dama en otra entrevista en el programa “Live! With Kelly and Michael” previamente esta semana. “Así que cuando cumpla la edad para conducir, se sube a su carro”.