abuelas Las Abuelas de Plaza de Mayo expresaron su conmoción y dolor por el suicidio de Pablo Athanasiu, un joven que fue apropiado ilegalmente durante la dictadura militar argentina (1976-1983) cuando era un niño y que hace dos años recuperó su verdadera identidad.


“Las Abuelas de Plaza de Mayo estamos conmocionadas por el fallecimiento del nieto restituido Pablo Germán Athanasiu Laschan. Es difícil expresar el dolor que sentimos porque la de Pablo fue una historia trágica de principio a fin”, sostuvo la asociación en un comunicado.


Athanasiu murió la noche del pasado sábado y las circunstancias que lo llevaron al suicidio aún son desconocidas.


“El terrorismo de Estado ha prolongado sus efectos en el tiempo y ha atravesado a familias enteras que todavía sufren las ausencias y las heridas”, señaló la entidad de derechos humanos en el comunicado.


“Restituir la identidad a los centenares de nietos que faltan es una deuda de la democracia y la única reparación posible al daño que provocó la dictadura, de allí nuestra urgencia por encontrarlos, antes de que sea demasiado tarde, tanto para ellos como para sus familias”, remarcaron.


El joven fue secuestrado junto a sus padres, dos militantes, cuando tenía unos cinco meses durante la última dictadura (1976-1983), y luego anotado como hijo propio por un matrimonio con vínculos con el régimen militar.


En 2013, la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) confirmó la verdadera identidad de Athanasiu, quien se había sometido a un análisis genético.


Fuente: Listin Diario