“Quizá nunca hubiera entrado a una sala de partos de no haber sido por Paul”, dijo el lunes Diesel a The Associated Press. Diesel anunció antes en el programa “Today” que había llamado a su hija Pauline en honor a Walker. El actor, de 40 años, falleció en un accidente automovilístico durante un descanso en la filmación de la séptima cinta de la franquicia “Fast and Furious” (Rápido y Furioso).


Walker, que era padre, ofreció un poco de sabiduría a su compañero hace siete años antes de que Diesel, de 47 años, y su pareja desde hace años, Paloma Jiménez, tuvieran a su hija Hania, que ahora tiene 6 años.


“Paul (me) dijo que entrara a la sala de partos y me apropiara de ella y estuviera presente y que no lo rehuyera y que cortara el cordón umbilical. ¡Ni siquiera sabía qué era el cordón umbilical!”, comentó Diesel.


Jiménez y Diesel tienen también un hijo, Vincent, de 4 años.


Sentado bajo una sombrilla blanca en un evento de prensa de la película “Furious 7” en el Dodger Stadium, Diesel se tornó calmado y reflexivo al hablar de Walker, a quien ha dicho considerar un hermano.


“Siete años después, ingresando a la misma sala de partos, no pude evitar que mi mente regresara y reflexionara sobre el mejor consejo que alguien me haya dado”, señaló.


“Cuando estaba cortando el cordón umbilical y observando a Paloma, yo escuché su consejo”, dijo Diesel. Cuando llegó el momento de escribir el nombre de la recién nacida, su decisión fue Pauline, agregó el actor.


“Furious 7”, que se estrena el 3 de abril, está dedicada a Walker.


Fuente: El Nuevo Herald