TwitterLos terroristas del Estado Islámico han amenazado al fundador de Twitter, Jack Dorsey, y a los empleados de esta red social por bloquear sus cuentas en las que difunden vídeos con ejecuciones de rehenes, según informa hoy Buzz Feed.


«Su guerra virtual nos lleva a una guerra real contra ti», dicen en un mensaje cuya autoría se investiga dirigido a Dorsey con una imagen del fundador de Twitter en la mira de un arma de fuego.


Los yihadistas del EI acusan al fundador de Twitter de haber provocado esta situación. «Le dijimos desde el principio que no es su guerra y mantuvo el cierre de nuestras cuentas en Twitter, pero siempre volvemos», dicen en mensajes en los que tildan de «imprudente» a Dorsey y le preguntan cómo protegerá a sus empleados cuando «sus cuellos se conviertan en objetivo para los soldados del Califato».


Twitter, como YouTube, borra a menudo mensajes de partidarios del Estado Islámico y suspende cuentas que difunden vídeos con ejecuciones de rehenes. Las reglas de Twitter prohíben la publicación de «amenazas de violencia directa o específica contra otros». También está prohibido utilizar el servicio «para ningún propósito ilícito ni promoción de actividades ilegales».


«Cualquier infracción de las Reglas de Twitter es causa de suspensión permanente de todas las cuentas», advierte la compañía, que añade que «las cuentas creadas para remplazar a las cuentas suspendidas serán permanentemente suspendidas».


La red social eliminó hace unos meses algunas de las cuentas que difundían el vídeo de la ejecución del cooperante británico David Haines o de la decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff. Cuando se intentaba acceder a ellas aparecía el escueto mensaje empleado por la compañía cuando elimina una cuenta: «Lo sentimos, ese usuario se encuentra suspendido».


En Twitter España remiten a lo declarado por el portavoz de la compañía, Jim Prosser, a BuzzFeed: «Nuestro equipo de seguridad está investigando la veracidad de estas amenazas con las fuerzas del orden».