mao Sesenta y nueve estudiantes de la escuela de tanda extendida Juan Pablo Duarte de la Villa Olímpica de Mao, Valverde, resultaron ayer intoxicados tras ingerir el desayuno escolar, por lo que tuvieron que ser trasladados a diferentes centros de salud de la localidad.


El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, advirtió en la tarde de ayer en Santiago que impartió instrucciones para cuando surja algún accidente en el suministro del desayuno escolar la empresa suplidora sea sacada del sistema como forma de garantizar la calidad de las raciones que se les suministran a los alumnos.


De su lado, el director del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE), René Jáquez Gil, informó anoche a través de una nota de prensa que los afectados suman 69 niños y que la situación ocurrida en Mao está en la fase de investigación. Informó que los estudiantes de los cursos primero B, séptimo C y séptimo D presentaron síntomas estomacales luego de ingerir leche con chocolate, por lo que de inmediato fueron trasladados al hospital Luis L. Bogaert, al Seguro Social de la provincia Valverde, y algunos en centros privados, aunque en su mayoría fueron despachados tras un breve tratamiento.


El director del centro educativo, Daniel Manuel Mata, confirmó a Listín Diario que los estudiantes comenzaron a sentir mareos, dolores de cabeza y malestar estomacal entre 9:30 y 10 de la mañana, y no descartó que los afectados fueran más de 50, ya que algunas madres que se llevaron sus hijos a la casa y que luego optaron por llevarlos al médico tras sentirse mal. El educacor resaltó que ningún estudiante de nivel inicial ni los profesores, que también consumieron la merienda, presentaron síntomas.


Mata dijo que autoridades de Educación y Salud Pública tomaron muestra de los alimentos consumidos para hacer los análisis del lugar.


El director del centro dijo desconocer la empresa que distribuye el desayuno en esa escuela porque le llega desde otro centro educativo cercano. La matrícula del centro educativo es de 487 alumnos.


A finales de febrero pasado 52 niños de los centros educativos Anacaona y profesor Ramiro Coronado Ventura, en Puerto Plata, resultaron afectados luego de ingerir los alimentos del almuerzo escolar. Un día después 32 niños se intoxicaron tras ingerir el desayuno escolar en el centro educativo Nuestra Señora del Carmen del Distrito Nacional.


En septiembre del 2014 el INABIE suspendió cinco suplidores del almuerzo de jornada extendida por alegada compra de carne molida de baja calidad. La medida se adoptó luego de eventos de indigestión que presentaron varios estudiantes de una comunidad de Cotuí, provincia Sánchez Ramírez.


Fuente: Listín Diario