redes sociales Terminó siendo falsa la información que desde la semana pasada corrió por el servicio de mensajería instantánea WhatsApp, alertando a la población dominicana para que no consuma manzanas, ya que estas están contaminadas con una bacteria conocida como listeria, la cual puede causar hasta la muerte.


La información causó revuelo entre los usuarios que recibieron el mensaje, el cual difundieron sin tener en cuenta de dónde provenía la advertencia.


Lo cierto es que la información llega tarde y errada al país. Tres meses después de que en Estados Unidos las autoridades de salud alertaran a la población para que no consumieran manzanas acarameladas, las cuales pasan por un proceso industrial, luego de que se registrara cepas de listeria en una fábrica empacadora de manzanas de California.


Para el psiquiatra José Miguel Gómez la forma en que se manejan este tipo de informaciones es “irresponsable” por el hecho de que la reacción puede tener consecuencias muy serias.


Asegura, demás, que en la generalidad de los casos lo que se persigue con esto es ser tomados en cuenta “buscando notoriedad”. La conducta de las personas que crean estos mensajes, desinformando y, en muchas ocasiones, difamando a través de las redes, indica que padece trastorno antisocial de personalidad.


Esta cadena, que se forma a partir de que alguien crea un mensaje y lo hace a circular, pone en pánico a los demás haciendo todo un caos de algo que no se sabe quién lo difunde ni la veracidad que pueda tener.


A raíz de todo esto, LISTÍN DIARIO.COM realizó una encuesta entre sus seguidores de Facebook y Twitter con el fin de constatar si las personas tienen en cuenta de dónde provienen los mensajes que difunden como forma de alerta.


La mayoría de los encuestados respondió que no comparten los mensajes sin saber de dónde provienen. Apache Zone dijo que “Muchas veces son informaciones spam con fines de lucro o para acumular la mayor cantidad de likes en las redes de forma predeterminada”.


De su lado, Fraydelin Muñoz De Moreta va más lejos y comentó con un ejemplo: “Ahora que lo preguntas, hace como 15 minutos vi una publicación en una página donde aseguran que famosos están APOYANDO A HAITÍ con unos t-shirt pero esa es una información vieja de aquel tiempo que ocurrió el terremoto, y ahora lo quieren distorsionar como si eso está pasando ahora”.


Ilcida Luna aseguró que primero se debe verificar la información “No, hay que verificar primero”.


Robert Núñez González agregó que “Solo si lo dice una fuente confiable”.


Lo cierto es que, a pesar de lo contestaron nuestros usuarios, se siguen compartiendo informaciones solo por el hecho de que llegaron a las cuentas, sin constatarse la veracidad de la alerta.


El psiquiatra José Miguel Gómez recomienda a las personas no compartir estas informaciones y eliminar ese tipo de mensajes mensajes de fuentes que no son oficiales, al tiempo que alerta y dice que con los mensajes que se lesiona de alguna manera el honor de las personas.


Además, es prudente señalar que una persona puede ser procesada por difamar: cuando alega o imputa a otra un hecho que ataca su honor.


Las personas que crean mensajes y los difunden a través de las redes lesionando, de alguna manera, la moral de las personas o de las instituciones, sin ningún fundamento, puede ser castigado.


Fuente: Listín Diario