DialogoEl destacamento del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT) de Jimaní será el lugar en el que los cancilleres dominicano y haitiano tratarán hoy la reapertura de los consulados cerrados temporalmente en Haití por motivos de seguridad, y otros temas binacionales.


El canciller Andrés Navarro informó que el encuentro con su homólogo Pierre Duly Brutus se iniciará a las 10:30 a.m. También están invitados el ministro de Defensa, teniente general Máximo William Muñoz Delgado, y la jefa de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), Sandra Honoré.


La reunión se acordó entre los funcionarios en el encuentro bilateral que sostuvieron el martes en Antigua, Guatemala, a solicitud del canciller de Haití, en busca de restaurar las relaciones binacionales afectadas por las recientes manifestaciones de grupos de haitianos que atentaron contra la seguridad de las misiones consulares en Anse-à-Pitre y Puerto Príncipe.


Aunque el canciller no abundó en detalles acerca del encuentro de hoy, luego de la reunión con Brutus en Guatemala, informó que la próxima semana dispondrá la reapertura de los cinco consulados dominicanos, tras recibir las garantías de seguridad del personal por parte del gobierno del presidente de Haití, Michel Martelly.


El pasado 4 de marzo, el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció el cierre temporal de las misiones diplomáticas, luego de que un grupo de manifestantes agredió la sede del consulado en Puerto Príncipe, y quemó la bandera dominicana, en protesta por el supuesto racismo y xenofobia que hay en el país.


Por el hecho, la Cancillería dominicana llamó a consulta al embajador y al cónsul en la capital haitiana.


“Es importante que se sepa que entre Haití y la República ha funcionado una comisión mixta bilateral, que en los próximos días retomará su labor de desarrollo de una serie de proyectos con la participación de los dos gobiernos y los sectores empresariales de las dos naciones”, afirmó Navarro en el encuentro del martes.


Acordó, además, con Brutus una serie de reuniones para tratar otros temas como la seguridad, gestión fronteriza, migración, comercio e inversión.


Mientras los gobiernos tratan de entenderse a través del diálogo diplomático, el consulado en Cabo Haitiano se mantuvo desde el jueves pasado bajo vigilancia policial, luego de intentos de otro grupo de quemar la bandera dominicana al final de una marcha.