i.playa-punta-cana-bavaro-beach3República Dominicana cerró el 2014 con buenas noticias: el mayor crecimiento económico en América Latina, con un 7,1% del PIB. Y dentro de ese número hay un lugar especial para el turismo, que recibió 5 millones de visitantes (10% más que en 2013) e ingresos por concepto turístico de 5.600 millones de dólares (casi 11% más que en el año anterior).


En esas cifras también hay un aporte venezolano: en 2013 fueron a Dominicana 75.173 turistas venezolanos, mientras que el año pasado acudieron 112.854, es decir, un aumento de 34%.


Con todos esos números es fácil entender el empeño dominicano en reforzar algunos segmentos turísticos como el de golf, el ecológico y el de negocios (también conocido como MICE, definido por las siglas en inglés de reuniones, incentivos, convenciones y eventos). En el último caso es una opción que se ha incrementado gracias a las alternativas de los polos turísticos en Dominicana: Punta Cana, La Romana y Santo Domingo.


“En cada área existen hoteles con salas de convenciones de diferentes capacidades que se ajustan a cualquier necesidad” asegura Miguelina Ruiz, directora de la Oficina de Turismo de República Dominicana para Venezuela. Esas capacidades van desde 7.000 personas (en el Hard Rock Hotel & Casino & Convention Center en Punta Cana) hasta salones para 50 personas. Pero lo mejor es que en cada polo turístico existen opciones de aventura, spas, casinos, resorts que se adaptan a los requerimientos de los visitantes de negocios o corporativos.


Para reforzar el interés y las comodidades para los visitantes se está realizando inversiones en nuevas autopistas para conectar los puntos turísticos y mejoras en las ciudades más concurridas. “Por ejemplo en Santo Domingo se están realizando trabajos en el casco colonial y reparaciones en los bulevares


De acuerdo con Randys Palacios, ejecutivo de Ventas de Corporación Salta, una de las ventajas y de los atractivos para los turistas, tanto corporativos como de vacaciones particulares, es la seguridad que brindan las localidades dominicanas.


Fuente: El nacional