VioladorLos jueces de un tribunal estatal de apelaciones, negaron un recurso al ex policía dominicano Michael Peña, condenado a 75 años en la cárcel por abusar sexualmente de la maestra Lydia Cuomo en el patio de un edificio en el Alto Manhattan, en el 2012.


Peña, según los fiscales, encañonó a la profesora de una escuela en Bronx, cuando ella iba a su trabajo y la llevó a la parte trasera del edificio situado en Terrace Place, donde la penetró por el ano.


Pero las leyes estatales de Nueva York, no califican como violación sexual típica esa acción, a menos que la mujer no sea penetrada por la vagina, lo que absolvió a Peña de cargos más graves y una condena de cadena perpetua.


Su abogado, alega que se ha cometido una gran injusticia con la larga sentencia, motivada “en venganza”, excesiva publicidad en los medios y “razones políticas”, aunque al ex policía no se le conoce vínculos con la política local.


“El fue castigado más drásticamente que muchos terroristas de Al Qaeda”, argumenta el abogado de Peña, Efraim Savitt.


En su moción a la corte, el jurista dice también que el ex oficial del Departamento de Policía de Nueva York, fue también castigado con más dureza que a cientos de criminales, asesinos, atracadores, pandilleros y narcotraficantes.


Se recuerda que los jueces de Estados Unidos, son implacables con la mayoría de los policías que fallan a su juramento de proteger a la ciudadanía y delinquen. La maestra dijo que “ese monstruo obtuvo lo que se merecía”, en reacción a la decisión del panel de magistrados de apelaciones.


El expediente sostiene que Peña, penetró varias veces por el ano a la profesora, a sabiendas de que no iba a ser acusado de violación sexual, sino de agresión o abuso. Se le declaró culpable en un juicio en el que desafió a la fiscalía en el 2012. También se le acusó de obligar a la educadora a hacerle el sexo oral.


Los jurados del juicio a Peña, no pudieron ponerse de acuerdo sobre el cargo de violación sexual, por lo que se desestimó esa imputación. El fallo del tribunal de apelaciones, emitido este jueves 26 de marzo, dice que el juez Richard Carruthers, actuó dentro de los límites legales de la ley con la sentencia a Peña, e impuso tres condenas consecutivas por agresión sexual de 25 años cada una, que suman los 75.


La División de Apelaciones del Estado, rechazó también los alegatos del abogado del ex policía, diciendo que la sentencia no es inconstitucionalmente excesiva y negaron la petición de reducirla “en el mejor interés de la justicia”.


“No me sorprende la decisión, pero todavía estoy aturdido”, dijo el jurista.


El abogado dijo que la sentencia debió haber sido de 12 años, “pero entiendo que el juez, tomó como chivo expiatorio a mi defendido, un policía que usó su arma para cometer un crimen”.


Pero añadió que “hay asesinos que son condenados a 25 años a cadena perpetua y el señor Peña es sentenciado a 75 de por vida”.


El abogado adelantó que planea llevar el caso más allá de los tribunales del estado y dijo que si no tiene éxito, lo someterá ente la Corte Federal, con el alegato de violación a los derechos civiles del ex policía.


La maestra, decidió revelar su identidad a los medios, para encabezar una campaña ante los legisladores estatales en Albany (capital del estado) para que modifiquen la ley actual sobre violación sexual.


Estuvo en la asamblea y el senado estatal, exponiendo su caso en el 2013, pero fracasó en el intento.


“Una sentencia más leve para ese monstruo, sería mi peor pesadilla”, dijo la profesora.