PLDEl aspirante a la presidencia por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Radhamés Segura descartó la posibilidad de una división en esa organización política, aunque admitió que atraviesa su más dura confrontación de intereses por el control del poder político.


Expresó que el partido morado sabrá salir airoso de esa confrontación debido al grado de madurez de los aspirantes a la nominación presidencial para las elecciones del 2016.


Aseguró que nadie querrá cargar sobre sus hombros la responsabilidad y la culpa de una posible división del partido fundado por el profesor Juan Bosch.


“Nadie se puede creer predestinado en el Partido de la Liberación Dominicana ya que este no es de nadie, sino un legado dejado por el profesor Juan Bosch al pueblo dominicano”, enfatizó el miembro del Comité Político en un comunicado.


Reconoció que esa lucha de intereses ha imposibilitado que el Comité Político de esa entidad se reúna con la frecuencia a que tiene acostumbrada a la sociedad dominicana.


Sostuvo que el PLD no puede dividirse, porque es la única garantía de la fortaleza del sistema de partidos de la República Dominicana, por ser la organización política más organizada y disciplinada del país.