MinisterioEl Ministerio de Salud Pública (MSP), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Instituto de Nutrición de Centroamérica y República Dominicana (INCAP), la Pastoral Materno Infantil, y el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) alertaron sobre los riesgos que implica para la salud una dieta basada en sal, azúcar y grasas que unida a la vida sedentaria constituyen la causa de las llamadas enfermedades crónicas.


En una declaración conjunta con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor precisan que el pasado año, La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó a los gobiernos, organizaciones no gubernamentales y sociedad civil sobre la importancia de detener el aumento de las enfermedades no transmisibles, dado que anualmente cercenan prematuramente la vida de 16 millones de personas en el mundo.


Tanto Altagracia Paulino, directora de Pro Consumidor, los doctores Rosario Cabrera, representante del Ministerio de Salud Pública; Irene Leal, representante de OPS e INCAP; Susana Santos, representante de la Dirección de Nutrición del Ministerio de Salud Pública; José Navarro, representante de la Pastoral Materno infantil de la Iglesia Católica; Vicente Santana asesor en Nutrición del Departamento de Educación de la entidad y la licenciada Alba de Moya, encargada del departamento de Planificación y coordinadora del proyecto, coincidieron en que el país urge una Política Pública de alimentación para evitar el sobrepeso.


Dijeron que a temprana edad se debe implementar en las escuelas y los hogares hábitos alimenticios saludables, para crear una conciencia ciudadana que ayude a evitar tantas muertes con enfermedades como la diabetes, la hipertensión y el cáncer.


“En la República Dominicana, según los datos del Estudio Factores de Riesgo Cardiovascular, Obesidad y Síndrome Metabólico, Efricard II, del 2012; el 58% de la población tiene exceso de peso (32% con sobrepeso y 26% con obesidad)”, resaltaron.


Informaron que la directora general de la OMS, doctora Margaret Chan, reveló que en este año cada país necesita crear y establecer un plan nacional para reducir el sobrepeso y la obesidad y que si no lo hacen, millones de vidas seguirán perdiéndose demasiado rápido”.


Indicaron que las enfermedades no transmisibles (ENT) que más personas matan, son las dolencias cardíacas y pulmonares, los ataques cerebrales, el cáncer y la diabetes como consecuencia de una dieta inadecuada.


“La mayoría de las muertes son evitables. De los 38 millones de personas que perdieron la vida en 2012 a causa de las enfermedades no transmisibles, 16 millones de muertes, el 42 por ciento, podían haberse evitado”, agregaron.