ViviendaEl ex presidente del Uruguay, José Mújica, elogió “la simpatía” del Rey Felipe VI de España en la conversación que hoy mantuvo con su padre, Don Juan Carlos, al que recibió en la vivienda donde reside en una zona rural de Montevideo.


Don Juan Carlos cumplió el penúltimo acto de su visita oficial a Uruguay para asistir a la ceremonia de transmisión del mando presidencial, visitando al presidente saliente, José Mujica, en la casa donde reside junto a su esposa, la senadora Lucía Topolansky.


Allí fue recibido por el matrimonio Mujica, con el que departió animadamente, durante más de una hora, en una especie de porche vegetal amueblado con tres bancos, flanqueado por las banderas del Uruguay y España y junto a un rústico pozo artesiano.


Don Juan Carlos tomó asiento en uno de los tres bancos de la estancia, decorado en toda su superficie con tapones de botella de diversos colores, frente a otro que ocuparon Mujica y su esposa y junto a un tercero en el que se sentaron el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Manuel Gracia; el embajador de España, Roberto Varela, y el jefe de su secretaría, el diplomático Alfonso Sanz Portolés.


En animada conversación, el ex presidente recordó a Don Juan Carlos que coincidió con Felipe VI en Chile, el 11 de marzo de 2010, con motivo de la ceremonia de investidura presidencial de Sebastián Piñera, donde les sorprendió un terremoto de 7,2 grados en la escala Richter que sacudió el país, y en este contexto destacó la gran simpatía y la templanza del actual Rey de España ante “ese susto terrible”


Sin embargo, “en el Uruguay solo tenemos terremotos bancarios”, bromeó Mujica ante el rey, que en todo momento mostró un talante cordial y distendido que se prolongó durante la hora y cuarenta minutos que duró la conversación, frente a los 60 minutos que ocupó la que ayer mantuvo con el nuevo presidente, Tabaré Vázquez.


En un momento de la reunión, José Mujica se refirió al comentario que se hace sobre él de que vive como un pobre: “la gente dice que soy pobre, pero no lo soy porque tengo para vivir; pobres son los que precisan mucho”.


A propósito de ello Mujica recordó al rey Juan Carlos su paso por la cárcel, en la que pasaron cerca de 15 años él y otros tantos su esposa, y bromeó sobre los condicionantes de haber nacido rey.


La entrevista de Don Juan Carlos y Mujica se vio sorprendida por la presencia en la chacra (finca) del equipo de rodaje del documental “El último héroe”, sobre la vida del expresidente uruguayo, con su director a la cabeza, el serbio Emir Kusturica, muy conocido en certámenes cinematográficos de prestigio como la Semana Internacional de Cine de Valladolid.


La agenda de Don Juan Carlos en el Uruguay terminó con una visita a la sede de la Fundación Astur que promueve el ex secretario general iberoamericano Enrique Iglesias.


Esta entidad, establecida en un inmueble puesto a su disposición por el político hispano-uruguayo, es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, “que aspira a contribuir al progreso de la sociedad uruguaya en reconocimiento de lo que generosamente ha recibido de ella”, según sus preceptos fundacionales.


La principal línea de trabajo de la Fundación Astur trata de la calidad de los cuidados a las personas mayores y en general de las dependientes.


Don Juan Carlos tiene previsto abandonar Montevideo esta noche, por vía aérea, con destino a Wahington, donde participará en varios actos.