mexico La voz de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en México se escuchó ayer en Nueva York cuando el portavoz de los padres dijo frente al consulado mexicano que el caso no ha quedado en el olvido y que la campaña para conocer la verdad y devolver a los estudiantes a sus casas resuena ahora en Estados Unidos.


“Lo que nos trae a esta parte del mundo es exigir justicia y que los organismos internacionales a los que pertenece nuestro país puedan tener las recomendaciones necesarias para que puedan darnos respuesta a nuestras exigencias y castiguen a los asesinos intelectuales y materiales de este hecho ocurrido el 26 de septiembre”, dijo Felipe de la Cruz, un profesor del instituto del estado de Guerrero donde estudiaban los jóvenes.


De la Cruz se manifestó junto a una veintena de mexicanos que residen en Nueva York frente al grito de “Por qué, por qué nos asesinan si somos la esperanza de América Latina” y portando carteles con mensajes como “Alto a la masacre de activistas en México”.


El portavoz de las familias, quien dijo además ser padre de un estudiante que sobrevivió la masacre, anunció que unos 11 padres de los desaparecidos han iniciado un viaje por Estados Unidos con el objetivo de dar a conocer lo ocurrido.


El viaje, denominado “Caravana 43”, se ha dividido en tres rutas por el oeste, el centro y el este del país.


Los tres grupos planean reunirse al final del viaje en Nueva York el 28 de abril e intentarán hablar frente a las Naciones Unidas.


El gobierno mexicano asegura que los 43 estudiantes tuvieron un enfrentamiento con la policía municipal, que los detuvo y los entregó al cártel del narcotráfico Guerreros Unidos.


Según la versión de las autoridades, los sicarios del cártel ejecutaron y quemaron a los estudiantes en un basurero cercano a la localidad de Cocula, a pocos kilómetros de Iguala, y luego arrojaron sus restos a un río.


Portavoces del consulado mexicano no respondieron de forma inmediata una llamada y un correo electrónico enviado por The Associated Press para obtener una reacción a la protesta.


Los familiares de los desaparecidos, intelectuales, organizaciones de derechos humanos y miles de mexicanos han rechazado la versión del gobierno y durante meses han organizado masivas protestas a lo largo de México.


De la Cruz dijo que el viernes tiene previsto reunirse con miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington y que el sábado planea hablar en la cumbre de Amnistía Internacional que se celebra en esa ciudad para denunciar las violaciones a los derechos humanos en México. Los miembros de “Caravana 43” también esperan poder reunirse con el presidente de Estados Unidos Barack Obama.


Los padres de los desaparecidos obtuvieron visas para entrar a Estados Unidos y hacer la travesía y se alojan en casas de mexicanos e hispanos interesados en ayudarlos.


De la Cruz criticó al expresidente mexicano Vicente Fox quien, según varios medios, dijo que los padres de los desaparecidos deben aceptar la realidad. “Sabemos que todos los gobernantes de México, que se amparan en la democracia, son seres insensibles, inhumanos”, dijo.


fuente: Listín Diario