pepin corripioEn la reseña que publicamos ayer en la página 2-D de la sección Economía y Negocios sobre la comparecencia del empresario José L. Corripio (Pepín) en el programa radial El Sol de la Mañana, se omitieron expresiones y se incurrieron en inexactitudes que descontextualizaron algunas de las ideas que expuso acerca de la política dominicana del siglo pasado, fruto de una incorrecta transcripción de la grabación de la entrevista.


Al citar testimonios de su padre sobre Francisco J. Peynado, el Listín lo describe como empresario cuando en realidad era un abogado acreditado y reconocido, a quien le correspondió negociar (no gestionar, como dice la crónica), el fin de la intervención militar norteamericana en el país en el 1924.


Al recoger una frase muy en boga en esa época para promover la reelección del Presidente Horacio Vásquez, se publicó incompleta. La frase correcta es “Horacio, o que entre el mar”.


Al señor Corripio se le atribuyó de manera inexacta la expresión de que “Peynado, que había gestionado la desocupación, no había descubierto que era tan sinvergüenza, tan bandido”, cuando lo que dijo fue que sus adversarios utilizaron esas y otras ofensas personales para descalificarlo, siendo en realidad un ciudadano honorable y respetable en la sociedad dominicana.


Presentamos excusas ante nuestros lectores y ante el empresario Corripio por estas omisiones y distorsiones que se produjeron por culpa de una inadecuada transcripción de la grabación del programa radial.


Fuente: Listín Diario