MigracionEl director general de Migración, José Ricardo Taveras, descartó ayer la posibilidad de que la economía dominicana sufra daños como consecuencia del cumplimiento de la Ley General de Migración, y otras tantas leyes que protegen la mano de obra local.


Sus declaraciones son en respuesta al presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Vivienda (ACOPROVI), Fermín Acosta, quien en su participación en el Diálogo Libre, de Diario Libre, advirtió que ese sector colapsaría si las autoridades repatrian a todos los haitianos ilegales que trabajan en la construcción.


Acosta ve poco viable la aplicación del 20-80 de mano de obra extranjera frente a la nacional, como establece el Código de Trabajo, lo que podría hacer colapsar la economía, según dijo.


En tal sentido, el director de Migración manifestó: “Lo que no podemos es seguirle el juego a sectores económicos que se resisten a la formalización de su mano de obra, en violación, no sólo de la Ley de Migración, sino de la ley de Seguridad Social y del Código de Trabajo”.


Agregó que no se puede continuar con la contratación de obreros indocumentados, la cubicación de Seguridad Social, así como de todos los costos vinculados a la formalización del trabajo, para “finalmente no pagarlos, acogiéndose, además, a la sombra de una norma que les permite oponer como gasto, para fines de impuestos, nóminas integradas por migrantes irregulares, entre otras ventajas”.