Tiros Un adolescente haitiano fue muerto de dos balazos la noche del pasado sábado, en la comunidad Gurabo de la parte Norte de esta ciudad, y su cadáver fue lanzado en las proximidades del cementerio y la iglesia San Bartolo.


El menor solamente conocido como Marcos recibió dos disparos, que le quitaron la vida, supuestamente de dos dominicanos, en las proximidades del lugar donde lanzaron su cuerpo. Se ignoran las razones del homicidio.


Algunas versiones en el lugar dicen que el menor tenía algunos conflictos por observar una conducta inusual, ya que no quería trabajar. Al lugar se presentaron ayer en horas de la mañana agentes del DNI, del J2, y oficiales policiales para iniciar las investigaciones.


También fue una comisión del Comité de los Derechos Humanos y representantes de la comunidad haitiana en Gurabo, que expresaron su preocupación por la situación imperante en que se ven envueltos como víctimas muchos de sus compatriotas.


Fuente: Listín Diario