Los comediantes Nicolás Díaz, Margaro, y Arcy Peralta, Cacharrá, se arrodillaron tan pronto entraron a “La Pecera”, la sala de entrevistas de LISTÍN DIARIO. Unieron sus manos, como en plegaria, para pedirle al magistrado que conocerá la apelación de los asaltantes de Margaro, que les niegue sus peticiones de salir en libertad.


Díaz fue atracado en Villa María hace casi dos años. Le apuñalearon cinco veces y sus dos atacantes fueron condenados a 10 años de prisión. Apelaron y ahora el proceso está en la primera sala de apelación del Distrito Nacional, donde el próximo 9 de abril tendrán la última audiencia.


“Me llaman a mi teléfono diciéndome que falte a la audiencia si no quiero que ellos (los asaltantes) se llenen de odio”, comentó el comediante.


Los contactos de los asaltantes, siempre con número de teléfono restringido, se han incrementado en los últimos días.


Los comediantes, que visitaron la redacción del LISTÍN, responsabilizan al magistrado que lleva el caso, de cualquier cosa que le pase a Margaro a partir de la decisión que tome. Rogaron que no sea asignado un juez interino para conocer la apelación de sus atacantes, identificados como José Paulino Veras (Sergio) y Víctor Manuel Gerónimo Piñeiro (Vitico), recluidos en La Victoria.


La petición que tiene el comediante es que no se varíe la sentencia de 10 años de prisión que les fue dictada en diciembre pasado. Tanto Arcy Peralta como Margaro coincidieron en cuestionar la regeneración que se supone deben producir las cárceles dominicanas, algo que por las amenazas que recibe el comediante, obviamente, no ha ocurrido.


La sentencia a 10 años de prisión


La sentencia que condenó a los atracadores indica que el día 26 de mayo de 2013 los imputados Víctor Manuel Gerónimo Piñeiro (Vitico) y José Paulino Veras (Sergio) que portaban arma blancas, interceptaron a la víctima José Nicolás Díaz, “Margaro”, en la parte frontal del Garaje Díaz, situado en la calle Doctor Betances esquina calle 15, número 53 del sector de Villa María.


Se explica que Paulino Veras propinó las estocadas a Margaro, mientras su compañero Víctor Gerónimo Piñeiro le quitaba un revólver y RD$80.


Fuente: Listín Diario